Los cambios en los consumidores

NEUQUEN (AN)- «El público cambió, es más exigente. Si le ofrecés productos parecidos a precios similares pero la atención, la manera en que se lo servís es muy distinta, van a saber elegir».

Rodríguez Palacios tiene un programa de cocina en un canal de cable, y cree que ayudó a cambiar a los consumidores.

-¿Quiénes crees que te ven?

-Creo que se engancha cualquiera porque es un programa en el que boludeo, lo hago para divertirme. Antes tenía un programa donde enseñaba técnicas de cocina. Era ameno, no un boludo que porque corta un pollo se cree médico, yo soy cocinero. Pero si duraba 20 minutos, invertía 15 en despostar un cordero. El objetivo era dar una técnica para enseñar a cocinar.

-¿Cuál es el objetivo de enseñar una técnica que rara vez el público va a utilizar?

-Por ejemplo enseñé a filetear pejerrey porque sé que la gente lo pesca. Y si no, el que va a la pescadería va a reconocer cuál es el mejor filet. Otro ejemplo, el carré de cerdo: ya sé que no vas a comprar uno entero, pero enseñé que las costillas contadas de atrás para adelante de la 1 a la 8 son las mejores, entonces ves a la gente eligiendo en las góndolas, y diciendo «estos no me van a cagar con lo que me venden».

Más restaurantes y más chefs

NEUQUEN (AN)- En lo que va del año, siete restaurantes cerraron sus puertas en esta capital, pero 14 abrieron para atender una demanda creciente de público que a la hora de comer elige salir afuera. Y en la zona turística, todos los comercios del rubro incorporaron personal capacitado para estar a la altura de nuevas exigencias.

En el caso de Neuquén capital el crecimiento de la actividad gastronómica se viene observando desde hace años, y hoy no resulta raro tener que esperar en un restaurante, parrilla, pizzería o patio de comidas para obtener mesa.

En cambio, parecen estar declinando las rotiserías y fiambrerías: 17 bajaron su persiana este año, aunque algunas se reciclaron, pusieron mesitas y ahora están habilitadas como restaurante.

En San Martín de los Andes, el empresario Raúl Bueno dijo a «Río Negro» que no aumentó el número de locales habilitados pero sí se está produciendo un cambio en el personal. «Todos están tratando de mejorar el nivel porque el turista no es el mismo que en años anteriores. Ahora vienen europeos, americanos, y argentinos que antes viajaban afuera, y hay que responder a las nuevas exigencias», dijo.

Para atender su cocina «contraté un chef argentino que estudió en Europa, y otros están haciendo lo mismo», ejemplificó.

Encadenado con esto, es cada vez más creciente el número de alumnos que se inscriben en alguna de las escuelas de gastronomía abiertas en esta capital.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora