Los «chavs», un fenómeno que crece





Poco tiempo atrás estaba el pibe que tenía dinero, algo de sofisticación y/o buen gusto tanto como para vestirse como para elegir compañía y opinión sobre algunas cuestiones de la vida porque estudiaba y leía. Era una mezcla de burgués y bohemio que caía bien.

Ahora cambió. Bastó verlos durante las altas madrugadas en las playas de nuestro Atlántico para pintarlos como «chavs», lo último en tendencia social juvenil que ubica a aquellos que no tienen nada que reivindicar y sí preocuparse por el trapo de última moda, cómo va el equipo de fútbol en el caso de los varones y cómo endurecer aún más los glúteos, en las chicas.

Tienen entre 16 y 25 años. Y los caza-tendencias de las casas de moda ya los tienen identificados. Ellos, zapatos deportivos y acné; ellas, look «reviente». Ambos, celular y energizante en mano. Un informe de la agencia AFP relata que la cultura «chav» tiene una fuerte presencia en Internet. ChavScum, uno de los sitios más conocidos, ofrece algunas pautas para reconocer esta movida.

«En cuestión de música, por ejemplo, la página asegura que estas tribus urbanas sólo escuchan tres géneros: rap, rithm and blues y dance. Además, eligen como mascotas a feroces perros, prenden la tele al llegar a sus casas y adoran las sagas cinematográficas futuristas».

(HL)

Nota asociada: Los nuevos códigos de los que reinan en la noche  

Nota asociada: Los nuevos códigos de los que reinan en la noche  


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los «chavs», un fenómeno que crece