Los chicos más pobres, de vacaciones

Alumnos de todo el país disfrutan en Córdoba




Unos seiscientos chicos de entre 10 y 13 años que asisten a escuelas pobres de distintos puntos del país, entre ellos Neuquén, comenzaron a disfrutar de un período de vacaciones, muchos de ellos por primera vez, en los complejos hoteleros de la localidad cordobesa de Embalse Río Tercero. Los chicos provienen de diez provincias y disfrutan de actividades recreativas, caminatas, bailes, juegos y proyección de películas en el marco de un programa organizado en forma conjunta por el Ministerio de Educación de la Nación y la secretaría de Turismo.

"Ellos hablan otro idioma", dijo Nahuel, un niño riojano, al escuchar hablar con su tonada a chicos de su misma edad de la provincia de Córdoba, mientras otros deben deben convivir con niños que nunca salieron de su ciudad y que son guiados y cuidados por 90 profesores y 46 maestras.

La iniciativa logra integrar a niños del paraje Las Ovejas, en la provincia de Neuquén, con otros de Chancaní de San Juan o los chaqueños de Sáenz Peña en el marco de un conjunto de actividades que mezclan las artes con el recreo y la diversión con la educación.

El programa federal de Turismo Educativo, involucra a las 1.000 escuelas mas vulnerables del país, seleccionadas por el Ministerio de Educación, las que reciben asistencia en materiales didácticos y de lectura para lograr "la igualdad educativa".

El ministro de Educación, Daniel Filmus, recorrió ayer las instalaciones del hotel 6 del complejo de Embalse y destacó que este es un programa "que busca darles diversión y unas vacaciones a quienes nunca la tuvieron".

Explicó que en esta iniciativa, el Ministerio aporta los docentes, la Secretaría de Turismo los hoteles y la comida y la provincia, en este caso Córdoba, el transporte. Filmus dijo que "esta es una experiencia piloto y que la semana que viene vendrán otros seiscientos chicos que se quedarán una semana para poder ejercer el mismo derecho que los que tienen más recursos, sus vacaciones".


Comentarios


Los chicos más pobres, de vacaciones