Los chicos no pueden empezar a fabricar pastas



La Asociación de Padres y Amigos del Discapacitado de Río Colorado esperan soluciones para microemprendimiento

RIO COLORADO (ARC).- La Asociación de Padres y Amigos del Discapacitado de Río Colorado (Apaderc), que viene trabajando con personas que sufren discapacidades mentales, encuentran dificultades para poner en marcha la mini fábrica de pastas y panificados que permitirá la elaboración de pastas frescas para su posterior venta en pequeña escala. El Area Salud de la provincia no habilitó el emprendimiento argumentando que no se cumplen los requisitos exigidos para dicha actividad. Sin embargo, desde la entidad aseguran que se tomaron todas las precauciones y prevenciones pero "siempre nos salen con algo nuevo", aseguran.

Vale consignar que en Apaderc unas quince personas trabajan diariamente en la confección de bolsas de polietileno, que tras su venta domiciliaria les permite recibir un pequeño sueldo.

El emprendimiento de los panificados comenzó a partir de un proyecto aprobado por el Ministerio de Desarrollo Social de Nación un año y medio atrás.

Se adaptó la edificación acorde a las exigencias y se incorporaron las maquinarias que posibilita la fabricación de unos veinte kilos diarios de pastas.

Se tomaron todas las precauciones en cuanto a seguridad, haciendo funcionar todos los instrumentos en 12 voltios, para no tener accidentes con la corriente. Además se extremaron los esfuerzos en la higiene del lugar y de las personas que allí trabajarían. A simple vista todo luce impecable.

Toda la asociación mantenía una marcada expectativa con respecto a la pronta inauguración de su fábrica. Sin embargo el lugar no fue habilitado.

"Siempre nos salen con algo nuevo. Para el municipio podemos funcionar pero para la provincia no. Nos exigen igual que una gran empresa nacional y nosotros lo único que queremos es que los chicos aprendan el oficio y vender una pequeña cantidad para aumentar sus ingresos", explicó el vicepresidente de la entidad Daniel Pilotti.

Un asunto de "caprichos"

Aclaró además que "no vamos a ser competencia para nadie por los volúmenes que vamos a manejar. Y los comerciantes del sector lo saben. Es simplemente aumentar las posibilidades laborales de nuestros chicos".

Con respecto al futuro, expresó que "estas dilaciones nos ha bajoneado a todos y ahora sólo nos resta esperar. Ya hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance y la mini-fábrica está parada". A su vez hizo una invitación a funcionarios y autoridades que tengan injerencia en este ámbito para que visiten las instalaciones y comprueben "in situ" que todo está en orden.

"Por momentos me hace pensar que esta negativa de la habilitación está muy relacionada a una actitud caprichosa que no se condice con la realidad, pero quiero creer que todo se trata de un error burocrático".


Comentarios


Los chicos no pueden empezar a fabricar pastas