Los chicos se ríen del verano y el calor en las colonias

Son la mejor opción para los que no viajan o regresaron de las vacaciones. Los niños y sus papás disfrutan de una opción divertida y didáctica. Las hay municipales y gratuitas o privadas y pagas, todas en marcha.



Mediamañana de un día de verano cualquiera en la región. Las clases ya son parte del pasado. El mercurio en los termómetros sube cada vez más con el correr de las horas y al mismo tiempo el grado de aburrimiento en la cara de muchos chicos y adolescentes, también aumenta.

No saben cómo matar el tiempo durante el día. Entonces, la preocupación se traslada a los padres, más aún a los que trabajan todo el día y no pueden ofrecer a sus hijos unas vacaciones en la playa o en algún lugar natural que los saque de la rutina ciudadana.

Es aquí donde los mayores salen a la busca de opciones para que sus chicos pasen un verano divertido. A la vez, quieren tener la tranquilidad de saber que están en un lugar seguro y en el que podrán compartir momentos agradables con gente de la misma edad. Además, el tiempo que pasen fuera de sus hogares lo aprovecharán para realizar actividades recreativas y vivir experiencias que en la época escolar no pueden concretar por falta de tiempo.

Así es que empiezan a buscar y llegan a varias conclusiones. El lugar ideal: las piletas de natación. La mejor opción: las colonias de vacaciones.

Para ayudar a tomar la decisión, "Río Negro" le ofrece a los mayores un listado con las colonias de vacaciones que hay en cada ciudad, con las características de cada una y los requisitos para saber a dónde mandar a los chicos.

Desde los primeros días del año, una treintena de centros recreativos y clubes deportivos de la región ofrecen a niños y no tan niños la posibilidad de pasar el día en la pileta, hacer deportes, jugar, aprender teatro o cultivar el hábito de la lectura, entre otras cosas.

Los padres sólo tienen que preocuparse por inscribir a los chicos, llenar una serie de planillas con los datos de sus hijos para que las personas que están a cargo conozcan en detalle qué problemas pueden surgir, abonar la primera cuota (varía según la cantidad de horas y el servicio que ofrece cada colonia), ultimar detalles de traslado (algunas ofrecen servicio de trafic puerta a puerta) y olvidarse del problema del aburrimiento en la cara de los chicos.

A partir de ahí, todo queda en manos de los "profes", que se encargarán de coordinar numerosas actividades que mantendrán ocupados a los chicos según la preferencia de cada uno.

Algunos pasarán todo el día en la pileta, otros alternarán la natación con los juegos de mesa, no faltarán los "picados" ni la mancha y tampoco las cartas para el truco.

Las colonias de vacaciones que realizan actividades desde la mañana ofrecen el almuerzo y un refrigerio a los chicos alrededor de las 18, cuando empieza a aparecer el cansancio y el hambre después de una intensa jornada. Igualmente, los coordinadores recomiendan a los padres mandar a los chicos con algo para tomar y comer al mediodía.

Tampoco hay que olvidarse de la prevención de accidentes, que deben hacer los padres antes de que los chicos salgan hacia la colonia.

Las recomendaciones para el uso de la pileta y la exposición al sol nunca están de más, fuera de que las personas que están cargo de los chicos se encuentren bien preparados para contener a los menores.

El verano ya está en marcha y todavía hay chicos que no saben cómo escaparle al calor y al aburrimiento de la ciudad.

Mientras tanto, muchos padres están tranquilos porque han solucionado un problema que los inquietaba desde el final de las clases. Y miles de chicos ya nadan y juegan en las colonias de vacaciones todos los días. Las hay gratuitas o pagas y ya son una opción en casi todas las ciudades.

Los libros en la pileta

SAN CARLOS DE BARILOCHE- En un novedoso servicio, la Biblioteca municipal informó que en el marco de un trabajo conjunto con la Dirección de Deportes instalará durante todo el verano un stand en el predio del Natatorio Municipal.

La intención es crear un espacio recreativo y de extensión bibliotecaria desde donde los usuarios del natatorio tengan la posibilidad de acceder, en carácter de préstamo, a revistas de actualidad, de cultura, o cómicas, así como a libros de novelas, cuentos o ciencia ficción.

Además se instalará un buzón de sugerencias a fin de satisfacer las preferencias y solicitudes de los usuarios.

Riesgos a tener en cuenta

Para inscribirse en las colonias de vacaciones es necesario completar una planilla en la que aparecen todos los problemas de salud que tiene el chico o los posibles inconvenientes que pueden surgir si no se toman los recaudos necesarios. Sin embargo, la falta de atención en algunos aspectos relacionados con la exposición al sol y las conductas desarrolladas en la pileta pueden ocasionar trastornos mayores.

Infecciones en los oídos, hongos, daños en la pile por prolongadas exposiciones al sol y afecciones oculares, son algunos de los problemas que pueden presentar los niños cuando regresan de la colonia.

Entre las recomendaciones más simples se señala la importancia de que los chicos no vayan a la pileta si tienen enfermedades virósicas, como la varicela, o si presentan dolor de oídos, diarrea, congestión conjuntival o picazón en los ojos.

Para estos casos es imprescindible la consulta a un pediatra y no proporcionarle al niño medicamentos caseros.

Si aparecen otros signos, como dolor de oídos, también hay que visitar al especialista y en ningún caso se deben utilizar hisopos.

Otro aspecto a tener en cuenta cuando los chicos parten hacia las colonias es la protección de la radiación solar para evitar quemaduras y daños que pueden tener consecuencias severas en el futuro.

Según un de la Sociedad Argentina de Pediatría, "la piel de los menores debe ser resguardada con pantallas resistentes al agua de un factor de protección 30 en adelante".


Comentarios


Los chicos se ríen del verano y el calor en las colonias