Los comedores escolares volverán a la órbita de Educación

VIEDMA (AV)- El ministro de Familia, Alfredo Pega, confirmó ayer a "Río Negro" que no se harán más licitaciones para la adquisición de leche para los módulos del plan Comer en Familia y que en su reemplazo se incorporarán 20 pesos en tickets para la compra de ese producto y del saborizante. Además, informó que los comedores escolares desde el próximo ciclo lectivo pasarán a la órbita del Ministerio de Educación, cartera que se encargará de la obtención de los alimentos mediante el mecanismo administrativo correspondiente.

El ministro explicó que "acordamos las partidas presupuestarias y la operatividad, junto al ministro de Hacienda -Pablo Verani- y el de Educación -César Barbeito- y se resolvió que como estamos a días de la presentación del presupuesto se operativice este sistema".

En cuanto al programa Comer en Familia, dijo que se decidió que "se hará una entrega de tickets específica de 20 pesos para la leche y el saborizante y que, cuando esté en funcionamiento la tarjeta social en el 2009, será incluido ese monto en las cuentas disponibles de cada beneficiario".

Fundamentó esta decisión en el "nivel de discusión que se ha dado en relación con toda esta problemática", luego de los reclamos realizados por integrantes de la comunidad educativa y del gremio Unter, y de las denuncias realizadas por la defensora del Pueblo, Ana Piccinini, referidas a la mala calidad de los productos que entregaba la empresa Flavors y Cía SA para los planes nutricionales de la Provincia.

Suspenden a trabajadores

Por otro lado, los trabajadores de la planta de Flavors, ubicada en General Conesa, recibieron ayer telegramas en los que la patronal les informó la suspensión provisoria de la relación laboral, sin goce de haberes en sus empleos.

El gerente operativo de la firma, Luis Rastrilla, dijo a "Río Negro" que la decisión de Flavors "se precipitó" luego de que el 90 por ciento del personal solicitara por la misma vía que se le asignen tareas concretas, ya que desde el día en que el gobernador Miguel Saiz decidió excluir del Registro de Proveedores a la cuestionada empresa y rescindir los contratos vigentes para la provisión de alimentos las autoridades de la empresa no les daban trabajo específico que realizar.

Rastrilla negó que hubiera alguna disposición judicial que ordene mantener el establecimiento con faja de clausura, mientras que el material que se encuentra en su interior está a disposición de la empresa.

Manifestó que actualmente están almacenados allí una cantidad importante de alimentos genéricos -es decir de marcas-, materia prima y preelaborados con fecha de vencimiento.

"En principio se quería disponer de algo de esos productos, en especial los genéricos, para negociarlos y liquidar la quincena a la gente, pero el personal se mostró contrario a esa medida y, como no se quiso despertar ninguna especulación, se optó por no hacer nada con el producto", manifestó Rastrilla. No indicó qué se hará en el futuro.


Comentarios


Los comedores escolares volverán a la órbita de Educación