Los comerciantes metieron ruido contra los híper

Nutrida caravana de minoristas contra las grandes cadenas.

NEUQUEN (AN).- Los pequeños comerciantes y empleados de las principales tiendas de esta capital, Plottier, Centenario y las ciudades vecinas de Río Negro realizaron ayer una ruidosa caravana de seis cuadras de vehículos para exigir a los gobiernos provincial y municipal la regulación de la actividad de las cadenas de hipermercados. El denominado Frente de Comercio en Lucha convocó a la verdadera hipercaravana contra las grandes superficies comerciales que son responsables "de la profunda crisis económica" de la actividad mercantil.

La protesta comenzó antes del mediodía en Plaza de las Banderas y se extendió durante unas cinco horas, con la participación de más de 200 vehículos. La primera parada fue el municipio, donde produjeron uno de los habituales congestionamientos. Los vehículos llegaban, en fila, desde las puertas de la intendencia hasta el Monumento a la Madre.

Los manifestantes se reunieron con el intendente Horacio Quiroga y luego, en la Casa de Gobierno, fueron recibidos por el subsecretario de Planificación y Control de Gestión, Marcelo Fernández Dotzel. Quiroga dijo no estar de acuerdo con los reclamos, y coincidió involuntariamente con la opinión del ex diputado Roberto Natali, uno de los impulsores de la ley 2000 que desreguló la actividad mercantil en la provincia y la adecuó a la legislación nacional.

Natali, en declaraciones a LU5, había dicho que transferir la facultad regulatoria a los municipios -tal como quiere el bloque oficialista del Deliberante neuquino- "es anticonstitucional".

La ruidosa caravana se mantuvo frente al Palacio Municipal mientras el intendente recibía a los representantes del frente. Dijeron que "ya no damos más, no hay tiempo".

Con Quiroga

Diez minutos bastaron para que Quiroga les comunicara su postura, que mereció la crítica de Sergio Rodríguez, secretario general del Centro de Empleados de Comercio.

Fernández Dotzel fue menos directo que Quiroga, y les dijo que "las realidades no pueden cambiarse de un día para otro", porque existe una ley nacional que ampara la actividad. El funcionario recordó que el 15 de diciembre habrá un encuentro en el Parque Central en favor del compre neuquino, con productores, proveedores, comerciantes y empresarios.

A las dos de la tarde, los vehículos reiniciaron su marcha hacia el Concejo Deliberante, donde permanecieron alrededor de tres horas. Más de 200 personas colmaron el salón verde y escucharon -algunos muy enojados- las opiniones de los ediles.

La concejal aliancista Beatriz Kreitman -junto con Juan José Dutto es la impulsora de la modificación reglamentaria- presentó un proyecto que establece que los comercios abran sus puertas durante 72 horas a la semana y que cierren domingos y feriados. La sanción de la iniciativa depende de que la Legislatura modifique el artículo 15 de la ley 2000.

Kreitman opinó que no sería necesaria la intervención de los legisladores porque "la carta orgánica nos da facultades para legislar en este tema y, además, el municipio no adhirió a la ley 2000".

La protesta estuvo integrada por manifestantes de esta capital, Cipolletti, Centenario, Cinco Saltos y Cutral Co, que no quieren una consulta popular para definir la situación y deberán esperar el trámite del proyecto de Kreitman en el Concejo Deliberante.

La caravana recibió la solidaridad de Acipan pero el empresariado en pleno no apoyó decididamente puesto que las opiniones -e intereses- están divididas: algunos ya alquilaron espacios en las grandes superficies y apostaron su reconversión por la participación en esos establecimientos.


Comentarios


Los comerciantes metieron ruido contra los híper