Los costos frutícolas y el balance ya están listos

El trabajo sostiene que la devaluación disimuló la baja de producción del 2002. Aseguran que los mercados de ultramar ofrecen interesantes perspectivas.



ALLEN (AA).- Un extenso estudio de costos de producción y empaque de peras y manzanas y un análisis del cierre de la última temporada frutícola, favorecida por el impacto de la devaluación, fue presentado ayer por profesionales de las Facultades de Economía y Ciencias Agrarias de la UNC ante el gobierno provincial y sectores del complejo productivo regional.

El minucioso trabajo realizado durante los últimos meses servirá de información orientativa para todos los sectores en el marco de la Ley de Transparencia Comercial rionegrina. Por un lado se elaboró el balance anual de la actividad a partir del nuevo escenario económico, y por otro se realizó el análisis de costos de producción, empaque y de precios en el mercado externo e interno a fin de elaborar una estructura de cálculo que permita la estimación para distintas especies y variedades. Esta se irá actualizando año a año, se indicó.

En relación al informe final de la temporada, se enfatizó el impacto de la devaluación que "disimuló un año de baja producción al triplicar los ingresos por las exportaciones".

El licenciado Osvaldo Preiss de la Facultad de Ciencias Agrarias, resaltó como uno de los hechos relevantes de la temporada "el cambio en el precio relativo del producto, tanto en manzana como en pera. Es decir, tanto en el mercado de exportación por la devaluación, como en el mercado interno por la brusca suba que han experimentado las frutas producto de la menor oferta disponible, se nota un crecimiento en el precio relativo de nuestras frutas", explicó. En tal sentido, observó Preiss, se registró "un cambio donde aumenta el margen de la actividad en su conjunto y eso este año permite disimular que la baja en la cosecha de manzana ha tenido sus repercusiones en un menor ingreso por exportaciones, entre productos frescos y jugos concentrados, de entre 30 y 35 millones de dólares".

En torno a las exportaciones del último año, el informe dio cuenta del importante crecimiento que se registró en los envíos hacia los mercados de ultramar, "especialmente en manzana se ha desviado mucho el comercio en cuanto a Rusia, y creo que plantea una salida interesante para la región", consideró el profesional.

Por otra parte, en relación a los envíos a Brasil, uno de los principales compradores, se evidenció una baja en los volúmenes de exportación de pera debido a las restricciones sanitarias que este año trabaron durante dos meses los envíos, se indicó. En tanto, en relación a la manzana "el importante stock que quedó de cosecha 2001 hizo que desde inicios de la temporada se enviaran grandes volúmenes, y eso causó un problema porque se empezaron a deprimir los precios de nuestros productos", se resaltó en el balance frutícola.

El estudio se nutrió de variada información recogida entre los diversos actores de la fruticultura, entre ellos la Federación de Productores y los estamentos gubernamentales, aunque no así de CAFI, se lamentó. No obstante, se destacó que importantes datos de los empaques fueron cedidos por parte de diversas firmas de la región.

La presentación del estudio se realizó ayer por la tarde en la secretaría de Fruticultura provincial, con la participación de Jorge Chiófalo, la decana de Economía Graciela Landriscini, profesionales de la UNC y productores, entre otros.


Comentarios


Los costos frutícolas y el balance ya están listos