Los costos tapados de las renovables en Argentina

El retraso en varios proyectos tiene como fundamento una serie de variables que los grandes jugadores no tuvieron en cuenta para esta etapa del mercado en el país. Las pymes del sector reclaman una mayor participación en el desarrollo verde.





Ofertas, notas en la prensa, firmas de contratos, pero ningún parque eólico en marcha. Esa fue la marca del Año de las Renovables en 2017, sin embargo el sector promete acción en los próximos meses. Las empresas comienzan a ensuciarse las manos y a medida que dan los primeros pasos aparecen los problemas. Desde la Cámara de Energía Renovable (Cader) confían en la concreción de los proyectos. También aspiran a que no solo los grandes capitales concentrados tengan la oportunidad de consolidarse y que haya un lugar para las pymes locales.

“El año pasado se consiguieron contratos a 20 años, que se amortizan a 10 con precios competitivos, a pesar que la tasa sigue siendo más alta que en Chile o Bolivia. Ahora, para que los logros tengan sentido real hay que construir los parques y aparecen los problemas reales de la Argentina real”, lanzó el presidente de la Cámara de Energía Renovable (Cader), Marcelo Álvarez.

Como informó semanas atrás “Río Negro Energía”, la empresa china Envision Energy ya acumula atrasos. La construcción del parque eólico es en Los Meandros, cerca de Challacó, tiene dificultades para alcanzar el porcentaje de componente nacional y en el mercado se insinúa que la firma evalúa la venta del contrato licitado.

Los especialistas del sector sostienen que esta etapa para la adquisición de los equipos y servicios es como el baile de la silla: hay más demandantes que oferentes y algunos se quedarán parados. Según Álvarez, los dos problemas transversales que aparecen son: financiamiento y componentes nacionales. Si bien, depende de cada proyecto, en los eólicos algunas declararon componentes locales en mayor porcentaje y las industrias que deben proveerlos no están consolidadas, ni por precios, escala, ni por tiempo de entrega.

En la ronda 1.5 del RenovAr, algunos bajaron mucho los precios y otros, al tratar de igualarlos hicieron reingeniería de un mismo proyecto. Para Álvarez, el proceso de evaluación fue correcto y no hay mayores quejas, pero cuando se parte de lo escrito al mundo real, aparecen las barreras de un mercado que antes era microscópico y ahora crece rápidamente.

Los costos no conocidos

Para el sector hay dos escenarios posibles y diversos, uno lo viven las grandes empresas y otro las chicas. Las pymes trabajan con una escala de tamaño de proyecto casi artesanal y los costos son altos. Los parques de capital intensivo, reciben financiamientos blandos al que no pueden acceder las pymes.

Además, en otros de “los mundos reales” que fueron subestimados se anotan fletes, aduanas, impuestos y colegios de ingenieros. Por eso muchos de los inversores que vienen de afuera quieren replicar precios del mercado internacional cuando en Argentina están mucho más caro.

Para los analistas, el riesgo se puede superar. Algunos lo harán con facilidad, otros, o se demorarán más allá de lo admisible o no se concretarán por falta de financiamiento.

“Esperamos que la estadística en el país, no sea diferente a la del mundo. Que caiga una parte pequeña de los extremadamente optimistas e irresponsables, pero que la mayor parte de los proyectos se hagan. Probablemente haya demoras, pero se harán”, dijo el presidente de la cámara .

Otro de los puntos, que hace ruido como el viento, es la venta de proyectos. Si bien es una práctica normal en otros mercados, se teme que se torne solo un negocio de compra venta. “Hay gente que se dedica a desarrollar proyectos y venderlos y otros que lo quieren transferir. Pero no veo que haya corrida de liquidación de proyectos, ni una venta desesperada. Eso es lo que percibimos de manera informal” concluyó.

Dato

“Estamos multiplicando por 40 el tamaño del mercado interno. Nada crece multiplicándose por 40 sin hacer ruido”.

Marcelo Álvarez, presidente de la Cader

Energía Inversiones

Datos

20
años con valores en dólares duran los contratos que firmaron los adjudicatarios de las licitaciones RenovAr.
“Estamos multiplicando por 40 el tamaño del mercado interno. Nada crece multiplicándose por 40 sin hacer ruido”.

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los costos tapados de las renovables en Argentina