Los defensores pidieron la absolución de Lamuniere

La base de los alegatos de los defensores Inés Anzoátegui y Rodolfo García Susini estuvo en criticar la pericia de cinco expertos en montaña y responsabilizar a la Universidad.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Tras un extenso alegato en el que consideraron "inconducentes" las pruebas colectadas en la instrucción, los abogados defensores del guía de montaña Andrés Lamuniere, pidieron ayer su absolución en el juicio que se le sigue por la trágica avalancha del cerro Ventana.

El accidente ocurrido el 1 de setiembre de 2002 provocó la muerte de nueve estudiantes de Educación Física de la Universidad del Comahue y heridas de consideración a otros seis, además del propio Lamuniere, quien marchaba a cargo del grupo.

Al ex docente se le imputan los delitos de homicidio culposo y lesiones culposas agravadas, por los cuales en la jornada anterior la fiscalía había solicitado que le impongan cinco años de prisión efectiva y diez de inhabilitación profesional.

Los defensores Inés Anzoátegui y Rodolfo García Susini desacreditaron las pericias realizadas por cinco expertos en montaña y nivología, debido a que no tomaron en cuenta las condiciones exactas de nieve y temperatura existentes en el cerro Ventana al momento del hecho.

"Se traspolaron las temperaturas del Aeropuerto y las características de la nieve del cerro López, pero las condiciones en la montaña son cambiantes. Por eso la prueba aportada es inconducente", dijo García Susini.

Observó que "toda la instrucción se hizo en verano", lo cual desvirtuó las conclusiones sobre lo ocurrido aquel 1 de setiembre. Hizo notar además que al expediente jamás se incorporaron ciertos datos indispensables como "un perfil del manto níveo y los valores de temperatura real" que se dieron en el lugar del accidente.

Anzoátegui, por su parte, impugnó el peritaje en razón de que "debía hacerse en sesión secreta" y durante el debate se comprobó que en la elaboración del informe estuvo presente el gendarme Darío Altamirano.

Sostuvo que más allá de que en parte la pericia compromete a Lamuniere, "no se pudo demostrar que la avalancha se haya producido por la sobrecarga" generada por el grupo de jóvenes caminando en hilera sobre la ladera nevada, ya que "ninguno de los peritos lo pudo afirmar de manera categórica".

La defensora inició su ponencia atacando "la irresponsabilidad y la negligencia" con las que estaba organizada la carrera de Educación Física con orientación en montaña que dictaba la Universidad Nacional del Comahue.

También describió la falta de controles de la Administración de Parques Nacionales, que sin mayores exigencias otorgaba habilitaciones como guía de cordillera y trekking a los alumnos avanzados de la carrera.

"Este es el contexto del Estado nacional indolente en el que se desempeñaba el señor Lamuniere -dijo García Susini-. Con esta falta de previsión tarde o temprano esto iba a suceder, con o sin Lamuniere".

La audiencia de ayer fue seguida por unas 80 personas que colmaron la sala montada en el casino de Gendarmería.

Ayer la atención estuvo concentrada en los dos defensores, quienes se alternaron varias veces en el uso de la palabra durante una estructurada exposición que se prolongó unas dos horas y media.

Anzoátegui y García Susini intentaron subrayar que "no existen normas legales sobre cómo conducirse en la montaña".

Los jueces del Tribunal Oral Federal dieron por cerrada la etapa de debate y comunicaron que la sentencia será leída el próximo miércoles a las 19.

Nota asociada: Polémica por el artículo 18

Nota asociada: Polémica por el artículo 18


Comentarios


Los defensores pidieron la absolución de Lamuniere