Los detalles del plan para reactivar la construcción

“Argentina Construye” fue anunciado el jueves por el Presidente. Son once líneas con fines específicos y está destinado a los sectores populares y medios.



Reactivar. El objetivo del ambicioso plan presentado por la Presidencia de la Nación.

“La construcción de vivienda es una muy buena forma de poner en marcha una economía que estaba muy quedada, porque tiene un efecto multiplicador, y porque gran parte de lo que se necesita para construirla no tenemos que importarlo de ningún lado, sino que lo hacemos nosotros”. Así introdujo el Presidente Alberto Fernández, la conferencia de prensa en la que se anunció un ambicioso plan federal denominado “Argentina Construye”, que prevé una inversión de $29.000 millones y la creación de 750.000 puestos de trabajo.
La apuesta a la construcción como herramienta de reactivación, no es extraña. Por el contrario, se trata de una de las actividades que primero se contrae en épocas de recesión, y de las que primero reacciona cuando llega la reactivación.
Sabe el gobierno que necesitará inyectar recursos a la economía para lograr una salida positiva de la cuarentena. Los encadenamientos productivos hacia adelante y hacia atrás, hacen de la construcción un instrumento efectivo a tal fin.
De lo que ya no quedan dudas, es que el gobierno ha elegido abandonar la corrección fiscal que caracterizó el inicio de la gestión, y que la desición es gastar todo lo que sea necesario a fin de recomponer la matriz productiva, golpeada por el coronavirus y por la propia dinámica de la economía nacional, en declive desde el año 2018.

Anuncio. El Presidente estuvo secundado por el Jefe de Gabinete y por la Ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat.


Durante el anuncio, el mandatario estuvo secundado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa. Los recursos se volcarán de forma directa a través de los municipios y las ONG de todo el país.
El programa se estructurará mediante once líneas de acción con fines específicos. En todos los casos, la intención es volcar los recursos sobre los sectores medios y los sectores populares. El siguiente es el detalle de los programas a implementar.
Mejoras para organizaciones comunitarias. El objetivo es subsidiar la adquisición de materiales de construcción en organizaciones barriales. Se destinarán $800 millones y se generarán 28.000 puestos de trabajo.
Línea ampliación. Para viviendas ya existentes, contempla ampliaciones de hasta 15 m2, y busca solucionar los déficit habitacionales y de hacinamiento que padecen miles de familias. Se preve una erogación de $396 millones este año.
Línea refacción. Se enfoca en la terminación de núcleos húmedos, pisos o carpintería. El censo 2010 estableció que un 33% de la población argentina vive en hogares con este tipo de déficit habitacional. Se espera una erogación de $11.000 millones este año en esta línea.
Lotes con servicios. Se busca la disponibilidad de lotes aptos para la construcción mediante créditos hipotecarios Procrear. El objetivo es incorporar 2.000 lotes este año, con una inversión de $1.000 millones.
Mejoramiento microcréditos. Destinado a obras de pequeña envergadura destinadas a mejoras en las condiciones habitacionales. A través de pequeños créditos destinados a los sectores populares, se buscará incentivar la compra de materiales de construcción. Este año se prevé $6.000 millones para esta línea.
Mejoramientos gas. Procura que miles de hogares accedan a la conexión de gas de red. Se instrumentará con microcréditos, por un total de $850 millones.
Línea construcción. El objetivo es reactivar el plan Procrear, destinado a sectores medios y populares, pero especialmente a inquilinos. Los créditos serán destinados a viviendas de hasta 60 m2, cubriendo el costo de los materiales y la mano de obra. Se espera abarcar 4.000 viviendas en 2020 y 26.000 en 2021, con una inversión de $5.600 millones este año y de $71.000 millones el año próximo, generando un total de 300.000 puestos de trabajo.

Conexiones domiciliarias. Se busca incorporar mejoras en la conexión entre los hogares y la red de servicios públicos. El objetivo es 2.500 nuevas conexiones en 2020, con una erogación de $347 millones.
Núcleos Sanitarios. Las estadísticas indican en los hogares que conviven con letrinas llegan al 24% en la Patagonia, al 34% en NEA y al 53% en NOA, y que en los centros urbanos hay 550.000 hogares que no cuentan con retrete. La erogación para este rubro será de $375 millones.
Equipamientos Comunitarios. El objetivo es crear espacios multi propósito a los fines de servir para la atención primaria durante la salida de la pandemia, que más tarde puedan ser aprovechados por la comunidad con fines diversos. La inversión proyectada es de $640 millones.
Completamientos barriales. Se enfocará en proyectos de entre 5 y 20 viviendas, destinadas a sectores populares y trabajadores agremiados. Se espera incorporar otras 1.500 viviendas este año con esta modalidad, por $1.966 millones.

En números

$29.000
Los millones que invertirá el estado nacional para la implementación del plan durante 2020 y 2021.
750.000
Los puestos de trabajo que se generarían a lo largo de los dos años del plan.

Comentarios


Los detalles del plan para reactivar la construcción