Los detenidos por el crimen en Conesa seguirán tras las rejas

Están acusados de darle una paliza a Raúl Molina, quien había salido en defensa de su hija a la salida de un boliche



VIEDMA (AV).- Los dos jóvenes detenidos tras la muerte de Raúl Molina ocurrida en Conesa, fueron procesados. El juez Pedro Funes les dictó además prisión preventiva a ambos imputados de apellidos Machado y Linekar que permanecen detenidos en la alcaidía de esta capital.

El hecho sucedió durante un fin de semana a fines de febrero pasado en momentos en que Molina había ido a buscar a su hija a la salida del boliche y se retiraba del lugar a bordo de una camioneta.

Según se supo, a las pocas cuadras un grupo de jóvenes –que también habían estado en el local bailable– conversaban en la vía pública entre los que se encontraba un conocido de la hija de Molina.

La chica le habría ofrecido llevarlo hasta su casa y Machado habría tenido una intervención casual que habría generado el enojo del conductor de la camioneta. Molina habría descendido ofuscado del vehículo y al llegar al grupo de jóvenes reunidos, Machado le habría propinado un puñetazo que lo habría derribado.

El hombre mayor se habría incorporado y recibido otros golpes en los que habría participado Linekar. En las últimas agresiones el hombre cayó al asfalto en un sector donde se pronuncia un atenuador de velocidad de tal forma que el golpe en el cráneo le generó su internación y luego el traslado al nosocomio viedmense donde a los pocos días falleció.

En un principio la causa fue caratulada como lesiones graves, pero con la muerte de la víctima fue recaratulada como homicidio simple. En este marco de situación el juez procesó y dictó la preventiva a Machado como presunto autor de homicidio simple e igual resolución adoptó con Linekar al considerarlo partícipe necesario.


Comentarios


Los detenidos por el crimen en Conesa seguirán tras las rejas