Los docentes y la formación en lectura y escritura

Paula Carlino habló de las causas del fracaso estudiantil.



NEUQUEN.- “En el país aún no se incluyó en la currícula de los profesores la formación en lectura y escritura específica. Es un área vacante y que se está empezando a hacer”. La definición corresponde a Paula Carlino, quien se especializó en la lectura y escritura de cada disciplina o carrera. Su tesis de doctorado en Universidad Autónoma de Madrid (en 1996) es precisamente el “Desarrollo de estrategias sobre lectura y escritura”. Atribuye el fracaso estudiantil en la universidad a una “multicausalidad” de factores externos e internos, entre los que incluye al pedagógico. Hace pocos días compartió con profesores de la UNC un taller denominado “Leer y escribir para aprender en la universidad”. La actividad formó parte del Programa de Mejoramiento de la Calidad Educativa y Retención que coordina la Secretaría Académica de la UNC. Carlino, además, es investigadora adjunta del CONICET.

-¿Cómo surge la idea de investigar la lectura y escritura en cada disciplina?

-De definir el problema, de pensar el problema, tenía que ver por un lado, si era por los alumnos mal formados o un problema de que en el nivel universitario la enseñanza no se estaba ocupando de algo. Entonces al definir el problema se optó por pensar ¿qué era lo que la enseñanza universitaria estaba dejando de enseñar?, y la segunda pregunta es si, esto que está dejando de enseñar cabe ser enseñado a través de una materia única, introductoria, como que se haga cargo de la lectura y la escritura de una vez y para siempre o, si ¿concierne a todas las materias y a lo largo de toda la universidad?, es decir, enseñar a leer y escribir los contenidos específicos de cada materia. Una disciplina también implica saber cómo se lee y se escribe en esa materia, porque la forma como se lee y se escribe una materia es la forma de pensar esa materia, no es algo aparte.

-¿Es un discurso específico?

-Exactamente, tiene como especificidades disciplinares sí…también hay como cuestiones generales que varias disciplinas podrían llegar a compartir, pero también hay diferencias; no es lo mismo como se suele escribir en historia, supongamos, un artículo o un informe de investigación, o en psicología. Hay que reconocer las diferencias, aunque haya similitudes.

-¿Esto es un problema a investigar, o cómo se interpreta?

-Se ha encontrado un área de vacancia que no ha sido, hasta relativamente hace poco, enfocada como objeto de estudio de enseñanza; en la universidad hasta hace poco se concebía, así como de forma implícita, que cada materia lo que tiene que enseñar son sus contenidos, entendiendo por contenidos solamente los conceptos, los sistemas conceptuales, a veces en algunos casos, los métodos de la disciplina. Desde estas corrientes, estas investigaciones lo que se plantean es que además de enseñar los sistemas de conceptos también hay que enseñar sus formas discursivas y sus modos de lectura y escritura; como que eso es parte del contenido de enseñanza de una materia, no por una cuestión solamente didáctica. Los autores de la universidad de Cornell, EE.UU, dicen que una disciplina no es sólo como un campo de conceptos sino que también es una forma retórica de entender la realidad”.

“Hay que enseñar de otra manera”

Carlino opinó que los problemas de lectura y escritura influyen directamente en el fracaso y el abandono de muchos estudiantes.

-¿No manejar la lectura y escritura de una disciplina influye en el fracaso de un estudiante?

-Eso es lo que sale en los medios permanentemente… es el punto de partida para que un grupo de investigadores argentinos y de otros países se hayan puesto a investigar; las dificultades de los universitarios para aprender las materias y por lo tanto en algunos casos importantes en nuestros país tienen como consecuencia el fracaso e incluso el abandono; eso es como el punto de partida. Después viene la investigación, ¿por qué ocurre eso?, ¿se debe a que simplemente vienen mal preparados de niveles previos?, probablemente una parte de la respuesta sea esa; seguramente en el nivel secundario haya que hacer cosas con la lectura y la escritura que no se están haciendo, o sea, hay que enseñar de otra manera.

-¿Cuáles son las instancias para que a un alumno le vaya bien?

No hay una instancia única para hacerla responsable de que a un alumno le vaya bien, sepa leer y escribir en las materias. No es ni sólo la escuela secundaria ni sólo un taller de escritura al inicio de la universidad o un curso de aprestamiento o un curso de ingreso. La responsabilidad es de todas las instancias educativas, desde el jardín de infantes hasta la universidad inclusive y de todas las materias. (AN)


Comentarios


Los docentes y la formación en lectura y escritura