Los escenarios posibles



Contexto

¿Alcanzará Grecia en el último minuto un acuerdo con sus acreedores o dejará la Eurozona? He aquí algunos escenarios:

Acuerdo en junio. El diálogo entre el gobierno griego y el Banco Central Europeo (BCE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europa aún no está roto. Sin embargo, hay cada vez menos motivos para la esperanza. Los economistas estiman que la posibilidad de que se halle una solución antes de expirar el actual plan de rescate, ya prorrogado, es solo de un 35%.

Un mal acuerdo. Los funcionarios griegos ¿solo están apostando muy alto porque están seguros de que al final ningún acreedor va a cerrar el grifo del dinero y permitir que Grecia entre en bancarrota, con todas sus consecuencias imprevisibles? “Un mal acuerdo con Grecia es más probable que un Grexit”, opina el economista del banco alemán Commerzbank, Jörg Kramer. Y es que en caso de fracasar las negociaciones, la canciller alemana, Angela Merkel, se vería obligada a admitir en su país “que los créditos concedidos a Grecia están perdidos y que la política de rescate ha fracasado”, explica .

Negociar con un nuevo gobierno griego. Para muchos griegos, la dura postura inflexible del gobierno de Atenas, que asumió hace cuatro meses y medio, está llegando a un punto muerto. En caso de que la paciencia de los griegos se agote, no se descarta la convocatoria de nuevas elecciones. Pero para los expertos, las chances de este escenario son de sólo un 25%.

“Grexit”. Grecia podría verse obligada a abandonar la Eurozona si el BCE deja de conceder créditos y no puede conseguir dinero fresco de otra fuente. Si Grecia volviese a introducir un dracma “débil” , la economía griega podría ofrecer sus productos a precios más bajos. También podría pagar los salarios y las pensiones en pagarés. Los economistas estiman que la probabilidad de un “Grexit” (la salida de Grecia de la Eurozona) es de un 50%. Pero también sufriría la población. Las importaciones de productos energéticos y los medicamentos, se encarecerían enormemente, muchas empresas podrían despedir gente y caería la inversión extranjera. En el fondo, la economía griega no es competitiva y su aparato de Estado ineficiente, y eso debe resolverse. (DPA)


Comentarios


Los escenarios posibles