Los estatales tendrán que aportar más a las AFJP

El porcentaje no parece significativo, pero el aporte subirá del 7 al 9% mensual a las AFJP y más adelante al 11%. Sólo alcanza a los estatales que están en el sis



La mayoría de los estatales rionegrinos tendrán rebajas en sus haberes por el incremento del aporte previsional.

Esta quita será de un 2 por ciento a partir de los salarios de julio y llegará al 4 por ciento -seguramente- ya con los pagos de octubre.

Esta disminución general comprende a los empleados incluidos en el sistema de capitalización, es decir, aquellos con sus aportes en una Administradora de Fondo de Jubilaciones y Pensiones (AFJP).

Las plantas de personal del Estado provincial y municipios superan los 32.000 agentes. La mayoría está adherido al sistema de capitalización, por lo que tendrá esta quita. En realidad, el impacto lo advertirán rápidamente los empleados de los municipios ya que los provinciales mantendrán en los próximos meses pagos adicionales por aguinaldos pendientes del 2002 y 2003. Sin embargo, todos tendrán esa reducción del 2 por ciento de sus ingresos reales de bolsillo porque el aporte a la AFJP pasará del 7 al 9 por ciento, posteriormente llegará al 11 por ciento.

La muestra de aquella mayoría bien se advierte en el personal del Ejecutivo. Ese padrón totaliza 11.881 aportantes, de los cuales, 10.736 agentes están en el sistema de capitalización, que representa más del 90 por ciento. Los otros 1.145 restantes se mantienen en el esquema de reparto.

Los docentes y estatales de los otros Poderes reflejarían igual proporción, como también los 5.000 agentes municipales.

La poda inicial del 2 por ciento se aplicará sobre la remuneración bruta, siempre considerando hasta 4.800 pesos, ya que por sobre ese monto no hay retención previsional.

En consecuencia, un estatal que tiene un ingreso de 500 pesos por todo concepto sufrirá una deducción de 10 pesos. La derivación a las AFJP se incrementará en octubre en igual porcentaje, entonces se prevé otra baja de 10 pesos, evaluando aquel ejemplo salarial.

A partir de julio, el aporte al sistema de capitalización pasará del 7 al 9 por ciento y luego en octubre -según las estimaciones oficiales- se aplicará un segundo incremento para llegar al 11 por ciento histórico, que venían percibiendo las AFJP desde que se creó el sistema en 1994.

En el marco de la gestión del presidente Fernando de la Rúa y su entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo, se había reducido -por el término de un año- al 5 por ciento ese aporte previsional de los trabajadores en el sistema de capitalización. El objetivo consistía un producir un indirecto aumento de los salarios y así incentivar el consumo.

En el tratamiento más particular, cada AFJP establece su propia comisión y el valor promedio del sistema ronda el 2,57 por ciento.

Estas organizaciones pri

vadas están facultadas a fijar libremente esa deducción por administrar los fondos previsionales pero todo cambio está sujeto a los dictados del órgano de control que es la Superintendencia Nacional.

Además este organismo debe tener el pedido tres meses por anticipado como para informar en forma suficiente a los afiliados y así decidir si continúan en determinada administradora o bien resuelven traspasarse.

Mientras tanto, el Congreso se apresta a debatir en la Cámara Alta un proyecto de ley destinado a habilitar el libre traspaso entre los sistema de capitalización y de reparto.

La iniciativa surgida en la Cámara de Diputados ya tiene media sanción. (AV)

VIEDMA (AV)- Un proyecto destinado a terminar con uno de los tantos descuentos que sufren los empleados públicos, fue presentado a la Legislatura por parte del bloque justicialista.

Con la iniciativa se impulsó la derogación del artículo 3 de la Ley 3.238/98 que congeló la bonificación por antigüedad.

La autora de la iniciativa, Vita Bucci, argumentó que la presentación está vinculada con que el gobernador Pablo Verani "dice que equilibró las cuentas" por lo tanto es una buena manera para que "comience por abonar los que nos viene descontando" a los empleados públicos La legisladora, recientemente asumida en remplazo del fallecido Rubén Giménez, es agente de planta del Departamento Provincial de Aguas (DPA).

Señaló que como agente estatal "me debía dedicar a estos proyectos para recomponer el salario" del sector.

El proyecto reconoce en los haberes de los trabajadores de los tres poderes la retribución mensual de lo que les hubiere correspondido en concepto de incremento salarial por antigüedad en el período correspondiente entre el uno de noviembre de 1998 y el 30 de junio de 2003.


Comentarios


Los estatales tendrán que aportar más a las AFJP