Los “fofisanos” están de moda: cuerpo deportista con pancita cervecera

El escultural cuerpo de ‘fitness’ ya no se lleva. Ahora triunfa el perfil de hombres con saludable barriga cervecera, una corriente que arrasa en redes sociales. ¿Qué dicen las mujeres? ¿El fofisano es más humano, natural y atractivo?



ESTÉTICA MASCULINA

Los modelos de belleza cambian y esta vez las categorías alcanzaron a los hombres. En las redes sociales, el “fofisano” -dadbod en inglés, cuerpo de padre en español- es una tendencia que reinvindica los cuerpos naturales. El término lo utilizó por primera vez Mackenzie Pearson, una estudiante de la Universidad de Clemson, en el portal The Odyssey para referirse a los hombres con cuerpos relativamente atléticos pero con barriga cervecera. Lo describió como el hombre que bebe generosamente los fines de semana y disfruta de comer hasta 8 porciones de pizza en una cena. Además, afirma que es el modelo predilecto de las chicas porque un fofisano es más humano, natural y atractivo.

Esta nueva tendencia estética arrasa ahora en Estados Unidos y ya tiene ejemplos emblemáticos, como los actores como Leonardo DiCaprio, Ben Affleck o Jason Segel. Es el paralelismo masculino a la reivindicación femenina de la ‘belleza real’ y define al típico hombre que practica ejercicio pero que no se priva del buen manjar y beber. Si bien el fofisano existió toda la vida, lo cierto que ahora es moda. Mackenzie Pearson insiste que el “cuerpo de papi” es el que realmente atrae a las mujeres. La chica apuntaba que la población femenina no siente deseo por los hombres obsesionados con su musculatura y que viven por y para el gimnasio, sino que atrae el hombre joven y suficientemente sano y de cuerpo ligeramente fofo -no gordo, eso es otra cosa-. Las palabras de Mackenzie se han vuelto virales y ahora tanto hombre y mujeres reivindican un cuerpo masculino que sea saludable y natural, con sus más y sus menos. Es decir, un cuerpo fofisano.


Comentarios


Los “fofisanos” están de moda: cuerpo deportista con pancita cervecera