Los franceses dejarán la concesión del agua



Actualizado a las 20:13

PARIS (AFP) – El grupo francés Suez de servicios a colectividades decidió retirarse del mercado de distribución de agua en Argentina donde se hallaba en conflicto sobre las tarifas con el gobierno desde hacía tres años, anunció el viernes en un comunicado. “Pese a los esfuerzos de las dos partes, parece que las últimas negociaciones entre el gobierno argentino y Aguas Argentinas (filial de Suez en Argentina) no han sido coronadas con éxito”, subrayó el grupo.

“Ante la imposibilidad de recomponer el equilibrio económico de la concesión, Aguas Argentinas no está en condiciones de continuar asumiendo los riesgos y las responsabilidades vinculadas a la operación del servicio de agua y de saneamiento de la ciudad de Buenos Aires”, señala el grupo francés. “En estas condiciones, Suez decidió proponer al próximo consejo de administración de Aguas Argentinas, previsto para el 19 de septiembre de 2005, de iniciar el proceso de retiro de la concesión.

Una asamblea extraordinaria de accionistas es convocada para el 22 de septiembre para ratificar las decisiones del consejo de administración”, precisa Suez. Un nuevo cambio de rumbo de aquí al 19 de setiembre no es completamente descartable en una negociación que ya lleva tres años. Pero esta vez Suez parece decidida a seguir los pases de varias otras empresas francesas que ya abandonaron Argentina: EDF, France Telecom y la Societé Generale. Antes de Buenos Aires, ya se había desprendido de Aguas de Santa Fe, otra filial de aguas en el centro del país, ante el rechazo de las autoridades locales a aumentar las tarifas.

El ministro de Planificación Federal de Argentina, Julio De Vido, aseguró por su parte el viernes que todavía hay tiempo para negociar la continuidad de la concesión de Aguas Argentinas si el grupo francés Suez tiene “voluntad política” para llegar a un acuerdo. No obstante, el alto funcionario admitió no tener certeza de que aún pueda lograrse un acuerdo que mantenga a la firma francesa al frente de la compañía que abastece de agua potable y cloacas a 10 millones de personas en Buenos Aires y su periferia. “No tengo certeza de un acuerdo.

Si hay voluntad política del grupo Suez de quedarse en la Argentina, hay espacio para seguir negociando”, aseguró en declaraciones a la prensa en la ciudad de Puerto Madryn, 1.400 km al sur de Buenos Aires. Según la prensa argentina, el gobierno de Néstor Kirchner no estaba en contra del principio de un aumento de tarifas, pero rechazaba comprometerse sobre una cifra antes de las elecciones legislativas de octubre próximo.

Por su parte, Suez habría reclamado dos aumentos de 20% cada uno en 2006, como condición para permanecer en el país, siempre según la prensa. El consejo de administración de Aguas Argentinas había prolongado a fin de julio en 30 días hábiles sus negociaciones con el gobierno argentino. Suez y el gobierno argentino batallaban desde hace tres años sobre la renovación de esta concesión. Desde la devaluación del peso en 2002, Aguas Argentinas pretendía obtener mejores condiciones financieras de parte del gobierno argentino, a través de un aumento de tarifas.

Notas asociadas: Piden cambiar el modelo de concesión


Comentarios


Los franceses dejarán la concesión del agua