“Los gendarmes no somos golpistas”



A la sociedad en general: Quien suscribe, en mi carácter de suboficial mayor (R) de Gendarmería Nacional, en nombre propio y representando a los suboficiales retirados de la fuerza y pensionadas, me tomo el atrevimiento de dar a conocer a toda la sociedad que nosotros los gendarmes no somos golpistas. Al contrario, nos encontramos al servicio de la sociedad como auxiliares de la Justicia y, por ende, no dejamos de ser personas que tenemos los mismos derechos que cualquier ciudadano para expresarnos libremente sin llegar a injuriar a nadie. Asimismo tenemos obligaciones y mucho más que cualquier ciudadano común, dado que nuestra situación nos obliga a velar por el bienestar y la paz social, y proceder ante cualquier ilícito que pudiera ocurrir. Si hoy realizamos un reclamo salarial es para que la misma sociedad conozca realmente, y con documentación a la vista, los magros haberes que percibimos tanto el personal activo como –peor aún– el pasivo y las pensionadas. Esto que hacemos no es un acto de patoteros ni tampoco con intenciones de dar un golpe, sino lo realizamos con mucha cordura. Es más, el personal activo desarrolla normalmente las actividades y en el momento libre se expresa, dejando constancia que ninguno porta el arma reglamentaria; todos nos encontramos desarmados. Asimismo quiero aclarar que ante la sociedad somos uno más, la única diferencia es que a los fines de poder ser identificados dentro de la masa es que nosotros mientras estamos en actividad utilizamos un uniforme, conforme a la institución que pertenecemos es el color. En esta gesta histórica y de la cual nunca se me cruzó por la cabeza que podría ocurrir algo similar en dos fuerzas de seguridad –la nuestra y la Prefectura Naval– creadas para custodiar la soberanía nacional y a las que en la actualidad se le agregaron otras misiones completamente ajenas a sus jurisdicciones y/o competencias, dado que desempeñan tareas de custodia de personas y otras que nada que ver con su misión específica. Con todo el respeto que se merece, pido a toda la ciudadanía en general que tenga la plena confianza que nuestro petitorio, que no es con la intención de menospreciar a nadie, todo lo contrario, tiene que ver con recibir un haber digno, el que vuelve a la sociedad dado que también se puede colaborar con aquella gente más necesitada. Desde ya quiero hacer público nuestro agradecimiento para aquellas personas que de una u otra forma nos brindan su apoyo incondicional, ¡muchísimas gracias! José María Ayoso DNI 7.568.061 Neuquén

José María Ayoso DNI 7.568.061 Neuquén


Comentarios


“Los gendarmes no somos golpistas”