Los gobernadores del PJ definen hoy si avalan un compromiso federal

Se reunieron ayer con De la Rúa. Hubo buena voluntad, pero esperan a De la Sota para definir si apoyan las nuevas medidas.



Los gobernadores del PJ postergaron para hoy cualquier decisión en torno del paquete de medidas anunciado el último viernes por el presidente Fernando de la Rúa, aunque manifestaron ayer su voluntad de asumir un "compromiso federal económico, presupuestario, social y político" en el marco de "equilibrio y austeridad fiscal".

Al término del encuentro que mantuvieron los mandatarios del PJ y De la Rúa en la Quinta de Olivos, el gobernador Carlos Ruckauf adelantó que él y sus pares se reunirán hoy a las 11 en el Consejo Federal de Inversiones (CFI) para tomar una decisión sobre las medidas económicas a las que exigen se incluya el tema social.

Antes de ingresar a la reunión con el presidente, Ruckauf había declarado a los periodistas que "De la Rúa está al borde del precipicio , pero los peronistas no lo vamos a empujar" (Ver Frases)

En un breve comunicado, los gobernadores del PJ manifestaron, sin embargo, su "voluntad de asumir un compromiso federal económico, presupuestario, social y político que garantice la gobernabilidad del país y de todas las provincias, en el marco de equilibrio y austeridad fiscal".

Ruckauf ratificó, a su vez, la intención de los mandatarios de la oposición de "ayudar" a resolver la "difícil" situación por la que atraviesa el país, y señaló que analizarán la propuesta del gobierno en base a un trabajo que los técnicos de las provincias y la Nación realizarán durante todo el día de hoy.

Esperan a De la Sota

El cuarto intermedio hasta hoy planteado por el PJ se debe también, según dijeron, a que los mandatarios provinciales esperan el regreso de Irlanda del gobernador de Córdoba, Manuel de la Sota, para unificar posiciones y tomar una decisión final.

Esta reunión se concretó luego de que De la Rúa convocara a los gobernadores a firmar un "Compromiso Federal", con el objetivo de congelar el gasto primario de la Nación y de las provincias durante los próximos cinco años.

De esta forma, el gobierno convirtió a los gobernadores opositores en un factor fundamental para resolver la crisis que afronta el país.

Entre tanto, el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, reveló, -como vocero de parte del gobierno-, que los mandatarios opositores se pronunciaron en contra de acordar el congelamiento del gasto público más allá de sus mandatos.

En una conferencia de prensa que brindó en Olivos, el funcionario sostuvo, no obstante, que "es más auspicioso" extender a 5 años el anclaje del gasto porque "hace a la solvencia intertemporal" de las provincias y de la Nación.

Tal como estaba previsto, el gobierno nacional recibió el pleno respaldo de los mandatarios aliancistas a las medidas económicas destinadas a salir de la severa crisis por la que atraviesa el país.

En un comunicado un poco más detallado que el del PJ, los mandatarios de la Alianza expresaron su decisión de "aceptar la propuesta del gobierno nacional de extender el compromiso federal del 6 de diciembre del "99 hasta el 31 de diciembre del 2005, sobre la base de las siguientes coincidencia:

Aprobación del presupuesto para el año 2001

Refinanciar las deudas provinciales hasta el 2005,

inclusive. Aprobación del Plan Nacional de Infraestructura.

Aprobación del Plan Nacional de Asistencia Social.

Aprobación de asistencia en las provincias fortaleciendo los planes de emergencia laboral.

Conformación de unidades ejecutoras conjuntas nacionales y provinciales, para llevar adelante los planes sociales y laborales.

(DyN e Infosic)

Kirchner: "nadie me va a venir a apretar"

El gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner, advirtió ayer que a "esta altura" de su vida nadie lo va a "apretar", en alusión al pedido del gobierno para respaldar las últimas medidas económicas y, en ese sentido, dijo que le parece "agraviante" el mensaje de José Luis Machinea.

Antes de ingresar a la reunión con De la Rúa, Kirchner sostuvo que "es evidente que ha vuelto (el publicista Agulla) al gobierno con este mensaje de esto o el caos. No lo comparto para nada y me parece agraviante el mensaje de Machinea".

Kirchner opinó que la gente votó "para otra cosa el 24 de octubre" a la Alianza y no para que recurra "al decretazo" por si los legisladores no aprueban las medidas anunciadas el último viernes. "Llegaron con otro mensaje (al gobierno), pero si lo quiere imitar al ex presidente Menem, que lo imiten", dijo el gobernador, tras lo cual tildó de "fundamentalistas" las declaraciones de Machinea. Además de Kirchner, estuvieron con De la Rúa los gobernadores Carlos Ruckauf (Buenos Aires), Rubén Marín (La Pampa), Carlos Juárez (Santiago del Estero), Eduardo Fellner (Jujuy), Julio Miranda (Tucumán) y Carlos Manfredotti (Tierra del Fuego), entre otros.

Kirchner adelantó que no está dispuesto a "suscribir un compromiso federal por cinco años donde resignemos las posibilidades que tiene nuestras provincias. Yo podría firmar -continuó- un compromiso federal que atienda las necesidades que hoy tiene la Argentina, que atienda a los excluidos, pero si este compromiso significa resignar todos nuestros derechos en manos de los mercados yo no pienso firmarlo". (DyN)

Podrían usar parte de un nuevo crédito

Argentina podría redirigir parte de sus créditos multilaterales para extender de dos a cuatro meses su límite de prefinanciamiento y estabilizar los mercados, dijo un alto funcionario del ministerio de Economía.

El secretario de Planeamiento Económico y Regional, Miguel Bein, dijo a Reuters que Argentina probablemente recurriría a "un pequeña porción" de un nuevo "blindaje financiero" que está siendo negociado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otros organismos financieros.

El crédito está dirigido a calmar temores de que la Argentina será incapaz de cumplir sus obligaciones de deuda el año próximo. Aunque la mayoría del dinero es parte de créditos de contingencia para épocas de crisis, "probablemente desembolsemos una pequeña proporción en el arranque para asegurarnos el pago de los compromisos de la deuda", dijo el funcionario. Lo haremos "para no forzar en los primeros días nuestro acceso al mercado internacional de capitales", agregó.

"Nosotros tenemos un prefinanciamiento que es bueno, es de alrededor de 60 días, pero simultáneamente si lo podemos reforzar con la nueva facilidad para convertirlo en un prefinanciamiento de cuatro meses, nos parece que es una medida que tranquilizaría muchísimo a los mercados y a los tenedores de deuda argentina". (Reuters)


Comentarios


Los gobernadores del PJ definen hoy si avalan un compromiso federal