Los gritos de una mujer pusieron en fuga a dos ladrones

Intentaron copar una casa de un barrio residencial de Roca.



ROCA (AR).- Dos delincuentes intentaron copar una vivienda de Roca en busca de una importante suma de dinero, pero los gritos de una de las mujeres que se encontraba en el interior los puso en fuga, ante el temor de ser descubiertos por la policía.

El hecho se produjo hace una semana, pero recién trascendió en las últimas horas.

Los delincuentes eran un hombre y una mujer, que se fugaron a pesar de la rápida llegada de la Policía, que había sido alertada por un vecino de las víctimas.

Durante la noche, una mujer llamó a la puerta de la vivienda ubicada en un barrio residencial de Roca. "Río Negro" mantiene en reserva la identidad de las víctimas y la ubicación de la vivienda, por cuestiones de seguridad.

En el interior de la casa se encontraba una mujer y sus dos hijas, ambas mayores. Cuando fue a ver quién era, vio que se trataba de otra mujer, por lo que no sospechó de nada raro y abrió la puerta.

En ese momento ingresó rápidamente la mujer y otro cómplice que esperaba entre las sombras.

Los delincuentes comenzaron a exigir los más de 30.000 dólares que hasta el día anterior había en la vivienda. Sin embargo, los sujetos no contaron con que ya se había realizado un depósito bancario, por lo que cuando intentaron cometer el robo, los datos que tenían ya no servían.

La situación tomó por sorpresa a las tres mujeres que estaban en la casa, y una de ellas comenzó a gritar por la desesperación, mientras las otras dos le aseguraban a los delincuentes que no existía esa suma de dinero.

Los gritos también tomaron por sorpresa a los delincuentes, quienes escaparon finalmente de la vivienda sin robar nada.

Para esto, un vecino había dado aviso a la comisaría Tercera, desde donde se enviaron patrulleros.

Inmediatamente se montó un operativo en los alrededores, pero la falta de precisiones sobre la fisonomía de la pareja de delincuentes, no permitió demorar a ningún sospechoso.

De todos modos, los investigadores no descartan que un tercer sujeto haya estado esperando en las inmediaciones a bordo de un auto, por lo que una hipótesis es que los delincuentes abandonaron rápidamente el sector.

Ahora la Policía trata de establecer cómo es que los delincuentes sabían que en esa casa hubo esa importante cantidad de dinero. Si bien intentaron robarlo cuando ya los dueños no lo tenían en la vivienda, preocupó y mucho el hecho de que hayan contado con esa información, que pasó a ser errónea sólo por cuestión de horas.

Los investigadores tratan de establecer si alguien más, aparte de los integrantes de la familia, sabían de esa suma.

Mientras tanto, se sigue llevando adelante la investigación, con cierto optimismo, ya que los pesquisas no descartaban tener novedades positivas en corto plazo.


Comentarios


Los gritos de una mujer pusieron en fuga a dos ladrones