Los heridos siguen graves, pero estabilizados

Cauto optimismo en los médicos que atienden a Britos y Vallejos.

NEUQUEN (AN).- La estabilidad que han evidenciado en las últimas horas abre un cauto optimismo en los médicos que atienden a Zulma Britos y Elbio Vallejos, los heridos del trágico accidente ocurrido la madrugada del martes en la ruta 237, en cercanías de Piedra del Aguila, con un saldo de diez víctimas fatales. Britos y Vallejos permanecen internados en las salas de terapia intensiva del hospital Castro Rendón y la clínica San Agustín, ambos con respiración asistida.

"La paciente está estable, lo que no es un mal pronóstico atento a la gravedad del caso", informó el director del nosocomio, José Russo. El funcionario destacó no obstante que se la mantiene con respirador y con cuidados intensivos. Precisó que en el cuadro que presenta la paciente, la estabilidad que viene mostrando "puede tomarse como un signo positivo", aunque con la cautela del caso. "Se la sostiene hemodinámicamente y continúa con respirador.

Su estado es estable", dijo anoche por su parte Silvia Lignieres, jefa del sector de terapia intensiva de la clínica San Agustín, respecto de Vallejos. La profesional añadió que entre hoy y mañana iniciarán un proceso de "despertar" lentamente al paciente, para evaluarlo neurológicamente y a partir de ello definir la continuidad del tratamiento. Vallejos tiene 23 años y su edad es uno de los elementos que abren expectativas de su recuperación.

 

La investigación

Por otra parte, el juez Jorge Videla, que interviene en la investigación de la tragedia del Collón Cura, confirmó que la pericia médica de los cuerpos de los choferes determinó que "al momento del impacto el conductor del camión estaba despierto".

A partir de ese dato, se abrió otra hipótesis en la investigación: pudo haber ocurrido una falla mecánica. Por eso, Videla solicitó al forense que se reuniera con el personal que esta realizando las pericias para que intercambiaran información y evaluaran las diferentes hipótesis.

No obstante, si bien las quebraduras en las muñecas del chofer del camión dan cuenta que en el instante del choque estaba despierto (aferrado fuertemente al volante), la posibilidad de que segundos antes hubiera estado dormido sigue siendo factible.

Cabe recordar que fue el camión el que se cruzó de carril y chocó de frente al colectivo de la empresa TEC. Los peritos tendrán que determinar si fue una falla en la dirección, otro problema mecánico o un descuido del conductor –si estaba dormido– lo que produjo que el camión se desviara de su carril. Asimismo, por la ausencia de la marca de frenada del camión, todavía está la duda si el conductor no frenó porque no llegó a reaccionar o bien, porque tuvo un problema en el sistema de frenos.

Según informó Videla, ya están ordenados todos los pedidos de información a las dos empresas de transportes. Pidieron el itinerario y cronograma de viaje de los conductores y la documentación con verificaciones técnicas y habilitaciones.

Por un lado, la justicia está tratando de contener el drama que por estas horas viven las familias de las 10 víctimas fatales y 21 heridos, y por otro, recavando información para llegar a una conclusión lo más rápido posible.


Comentarios


Los heridos siguen graves, pero estabilizados