"Los hiperactivos no necesitan una escuela especial"

Debaten sobre los inquietos, desatentos y muy impulsivos.

CIPOLLETTI (AC).- Juan tiene nueve años y no se queda quieto ni un segundo. El lunes la maestra le dio una actividad para hacer pero antes de terminarla se levantó de su banco para ir a buscar un libro que estaba en la mesa de un compañero. Lo agarró, empezó a hojearlo y se cautivó con los dibujos. Al rato se levantó otra vez. La tarea quedó por la mitad, el libro también, y fue a buscar otra cosa que le interesó. ¿Juan es hiperactivo?, ¿cómo saber cuándo realmente se está ante un cuadro de déficit de atención-hiperactividad, conocido como AD/HD?

El tema se analizó el fin de semana pasado en la Asociación Española de Cipolletti, donde disertó el doctor Guillermo Bernaldo de Quirós. El curso, dirigido a docentes, padres, médicos, psicopedagogos y psicólogos, lo organizó la Fundación Argentinos del Sur.

"Se calcula que un 3 a un 5 por ciento de los chicos en edad escolar tienen AD/HD. Y que el 50 por ciento de ese grupo tiene problemas de conducta", comenzó a explicar el especialista en neurología de la conducta.

Las cifras muestran que no son casos tan aislados. Aparecen. Históricamente se los canalizó en escuelas especiales; ahora, suelen recomendarles a los padres que lleven a sus hijos a establecimientos privados para que tengan allí una atención más personalizada. Pero De Quiros asegura que perfectamente se los puede ayudar en una escuela pública común. Sólo hace falta voluntad.

-¿Cómo se puede saber cuándo un chico tiene problemas de conducta simplemente y cuándo se esconde un cuadro de AD/HD?

-Una cosa es AD/HD. El chico que es AD/HD básicamente es un chico que tiene problemas de atención, hiperactividad e impulsividad en su conducta. Los problemas de conducta son distintos. Son chicos desafiantes, oposicionistas, agresivos, chicos que mienten. Eso es un problema de conducta.

-Muchas veces se confunden

-Lo que pasa es que a veces coexisten la hiperactividad con problemas de conducta.

-¿Qué puede hacer un docente ante un chico hiperactivo?

-Los docentes primero tienen que entender el problema. Tienen que informarse sobre cómo es un chico que tiene AD/HD y cómo es un chico que tiene problemas de conducta. Y después entrenarse en cuanto a cómo se maneja eso.

-¿Y cómo se maneja?

-Es sumamente amplio. No hay un manejo uniforme. En realidad el plan de manejo hay que hacerlo caso por caso porque hay que tomar en cuenta muchos aspectos. Por ejemplo, cómo de severos son los síntomas, en qué medio está ese chico, cómo es la familia, si tiene o no apoyo familiar, si los padres son o no conscientes del problema. En general tienen que poder distinguir entre aquellas cosas que el chico no puede hacer por su problema y cosas que dependen de una conducta intencional del chico. Un chico que miente es una conducta intencional. Un chico que agrede puede ser una conducta intencional. Un chico que desafía es una conducta intencional. Pero un chico que no se puede quedar quieto no es una conducta intencional.

-¿Puede un docente atender a un chico hiperactivo en la escuela pública?

-No es lo ideal grupos muy numerosos, pero el hecho de que sea un grupo numeroso muchas veces es la realidad escolar. No es excusa para no saber que el problema existe. No debería por qué no dársele una buena atención en un colegio estatal. Es simplemente querer. En realidad no son chicos que necesitan un colegio especial. Lo que necesitan es un colegio que tenga buena voluntad y este dispuesto a trabajar con ellos.

-Se los suele enviar a colegios especiales.

-Históricamente en nuestro país se los suele enviar a colegios espe

ciales.

-¿Cómo puede identificar el docente a un chico hiperactivo?

-Un docente a un hiperactivo lo identifica porque es un chico que le cuesta quedarse sentado en su banco, porque está todo el mundo trabajando y el chico todavía no se organizó, porque no termina las tareas porque se distrae, porque interrumpe la clase, porque es muy impulsivo en su conducta, porque le cuesta esperar su turno. Es generalmente charlatán, verborrágico.

-¿A qué edad empieza a manifestarse esto?

-No se debe hacer el diagnóstico antes de los cinco años.

-Muchas veces se considera hiperactivo a un chico que simplemente es inquieto.

-La hiperactividad tiene grados. Un chico inquieto puede ser hiperactivo, pero por ahí es un grado menor. La inquietud puede ser un grado menor de hiperactividad. Hay chicos que son hiperactivos, se pueden quedar sentados pero son inquietos. A pesar de que se quedan sentados están como en movimiento permanente. O moviendo el cuerpo, o se le cae el lápiz, o se distraen. Hay como una inquietud permanente.

-¿Qué ayuda se le puede dar a un chico hiperactivo en el seno familiar?

-Tratarlo. No dejarlo pasar pensando que se le va a pasar. Porque la hiperactividad no pasa. El AD/HD es crónico. Dentro del AD/HD la forma cómo se manifieste sí va a variar con la edad. Un chico que tiene AD/HD de seis años habitualmente es inquieto, impulsivo, desatento. Pero ese mismo chico cuando llega a los diez años por ahí ya no está más hiperactivo. Habitualmente sigue siendo impulsivo y sigue teniendo problemas de atención. Por ahí a los 25 años ya tampoco está impulsivo. Por ahí ya no tenga nada o por ahí a los 25 tenga todavía problemas de atención. Obviamente que a los 25 ya tampoco está hiperactivo.

-¿Qué tipo de actividades puede realizar el docente para ayudar a un AD/HD?

-En la escuela lo que tienen que hacer es observarlo muy bien al chico, estudiarlo. Tener consideración en aquellas cosas que ven que exceden su voluntad y ser firmes en aquellas que el chico puede controlar pero no lo hace.

Del estudio tiene que salir una idea de qué cosas no puede controlar y qué cosas el chico, bien dirigido, con pautas, sí puede. Y establecer un sistema de manejo, con pautas. Porque necesita límites, pero límites claros, constantes a través del tiempo. Con esas pautas se lo maneja.

-¿Tiene un aprendizaje distinto a un chico "normal"?

-El estudio le cuesta más. No porque le falte inteligencia sino porque no se concentra. El hábito de estudio les cuesta un montón porque son chicos que tienen dificultades para adquirir hábitos. Son tan poco perseverantes en las cosas que les cuesta mucho adquirir hábitos y métodos. Muy frecuentemente hay que enseñárselos. La mayoría de los chicos la metodología de estudio la aprenden solos. Ellos no.

Elizabeth Hoischen

rncipolletti@arnet.com.ar


Comentarios


«Los hiperactivos no necesitan una escuela especial»