#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

"Los jueces desconfían de pruebas que nadie cuestiona"

El querellante O"Reilly pidió explicaciones a los camaristas



CIPOLLETTI (AC)- El abogado de la familia González, José O"Reilly, rompió relaciones con el Tribunal. Opinó que está incurriendo en marchas y contramarchas, que propicia una cosa y luego hace otra, que desconfía de pruebas que nadie cuestiona y hasta puso en tela de juicio "la bandera de la transparencia que desde el primer día pretende esgrimir", aunque no cuestionó "la honorabilidad" de los jueces.

Además hizo una tardía crítica a la decisión de convocar a los médicos legistas de la Corte Suprema, y le pidió explicaciones a la Cámara por una reunión que sus integrantes mantuvieron a puertas cerradas con los forenses porteños.

Por otra parte, O"Reilly desistió de proponer que una facultad de Medicina opine sobre las autopsias, como había anticipado días atrás. "Sería alargar el juicio al divino botón", afirmó.

Las críticas del querellante se producen justo cuando las demás partes en el proceso comienzan a comentar, en voz cada vez más alta, que el juicio tendría que tener ya una finalización porque "no se puede seguir dilatando de esta manera, alejándose de lo que fue la requisitoria fiscal" (ver aparte).

En diálogo con "Río Negro", O"Reilly dijo que "esto se está convirtiendo en el juicio más largo de la historia de la provincia", y lo atribuyó a "las marchas y contramarchas del Tribunal".

Y lo fundamentó: "dijeron que primero se iba a juzgar la causa principal y después las conexas. Pues bien, en medio del juicio por la causa principal comenzaron a juzgar las causas conexas".

"Cuando hubo una manifestación en contra del ex ministro Jouliá -continuó- expulsaron de la sala a los estudiantes, pero después los dejaron entrar otra vez".

"Dijeron que en esta instancia no se investiga ni se instruye. Sin embargo después de agotar las pruebas ofrecidas por las partes, comenzaron un proceso de instrucción con testigos fuera de lugar", agregó O"Reilly.

"Advierto desconfianza de los jueces hacia pruebas que no fueron objetadas por las partes, como la autopsia realizada por Hamdan o la declaración de Sandra González. Sin perjuicio de la valoración que se haga en los alegatos, estas pruebas no fueron cuestionadas en su momento".

Después se ocupó de la transparencia, "una bandera levantada por este Tribunal". Se preguntó "si mantener una reunión a puertas cerradas con los forenses de la Corte antes de que declararan es un acto de transparencia. Es inusual que un juez haga eso, y esto no implica poner en duda la honorabilidad de los magistrados", agregó.

En la audiencia, O"Reilly pidió públicamente explicaciones por esa reunión. El presidente de la Cámara, César López Meyer, le contestó secamente que no le debían ninguna explicación.

Por otra parte, dijo que el Tribunal "tenía la intención de traer desde Córdoba al procesalista Cafferata Nores para que instruyera al público sobre cómo es un juicio oral. Eso es tenerse poca confianza en sí mismos".

Al explicar por qué no pedirá otra opinión sobre las autopsias, dijo que "científicamente, un hecho se investiga haciendo una observación directa del elemento en cuestión, y tratando de lograr una repetición del fenómeno. Aquí los peritos no están opinando sobre el objeto directamente sino sobre fotos, informes, etcétera. La autopsia no se puede repetir, así que no vale la pena insistir con esto".

Y planteó: "¿por qué no citan al médico policial Schoua, que participó de las autopsias?".


Comentarios


"Los jueces desconfían de pruebas que nadie cuestiona"