Los médicos de Jackson, en el centro





LOS ÁNGELES (DPA) – Los médicos que trataron a Michael Jackson al parecer no colaboran del todo con las investigaciones de la policía en torno de la muerte del astro del pop el 25 de junio, informó el servicio online TMZ.com.

El dermatólogo y confidente de muchos años de Jackson, Arnold Klein, cumplió hasta ahora sólo parcialmente con la exigencia de entregar a las autoridades todos los documentos sobre su famoso paciente. En el centro de las investigaciones se encuentra el médico Conrad Murray, que intentó reanimar al cantante tras su colapso por un paro cardíaco, según señala TMZ en base a fuentes de las pesquisas. Al parecer hay indicios de que Murray consiguió para el artista – adicto a los medicamentos- el narcótico Propofol, que sólo se puede administrar para anestesias en hospitales.

Según TMZ.com, los investigadores tienen indicios de que Jackson recibió poco antes de morir una inyección de Propofol, y de que fue Murray quien se la administró. Para la policía es sospechoso además que el médico dejara pasar 20 minutos desde el colapso hasta que llamó a la ambulancia. Como Murray no se sabía la dirección de la mansión alquilada por Jackson, pasaron al final 30 minutos hasta que la central fue alarmada a través del número de emergencias 911 y pudo prestar ayuda.

Por otro lado, parece que entre las personas que daban inyecciones a Michael Jackson se encuentra su ex esposa, Debbie Rowe, que luego se convirtió en la madre de sus dos primeros hijos. Antes de casarse con el músico, Rowe trabajaba con Klein y le daba inyecciones a Jackson para sus tratamientos contra el acné, según indicó TMZ.com basándose en testimonios anteriores de testigos. Rowe fue interrogada en 1993 en relación con las investigaciones contra el cantante por presunto abuso infantil.

Ayer habría comenzado la serie de conciertos de Jackson en Londres que iban a marcar su gran regreso. Muchos de sus fans se reunieron en el estadio vestidos como su ídolo. Por la noche, se tomaron de las manos y cantaron «Cry» de Jackson.


Comentarios


Los médicos de Jackson, en el centro