Los médicos de Río Negro no atenderán hoy ni mañana





ROCA (AR).- Los médicos y las clínicas de Río Negro no atenderán hoy ni mañana a los pacientes, como una forma de «alertar» por la situación financiera que vive la salud privada.

Sin embargo, tanto la Federación Médica como la Federación de Sanatorios y Clínicas indicaron que a pesar de la medida, «todas las urgencias que surjan durante estas 48 horas, van a ser atendidas con normalidad». El resto de las prestaciones, como por ejemplo cirugías programadas, «las vamos a tener que postergar por ese tiempo», se indicó.

La protesta fue consensuada en una mesa intersectorial en Buenos Aires donde se propuso el cese de actividades de la salud privada a nivel nacional hoy y mañana. «El sentido de esto es informar a toda la comunidad que la salud integral está en una crisis insostenible», dijo Carlos Gigena, presidente de la Feclir.

En una conferencia de prensa, ayer en Roca distintos representantes de la salud adhirieron a la protesta de parar 48 horas porque para ese sector, «los más perjudicados siempre son los beneficiarios». En este sentido señalaron que la situación financiera de las empresas prestadoras está está camino a dejar de otorgar las prestaciones médicas.

Las empresas prestadoras de servicios están «prácticamente en la quiebra, cada vez hay más y más que entran en convocatoria de acreedores», manifestó el presidente de la Federación Médica, Alejandro Scafidi.

Cabe destacar que el PAMI y el Ipross concentran el 70 por ciento de los beneficiarios en Río Negro.

Los representantes del sector privado aclararon que el diálogo con el sector estatal para solicitar alguna un financiamiento «es constante». «Sabemos que la solución es política y debe ser cuanto antes», manifestaron.

«La Ley de Competitividad no nos sirve para nada, nosotros no podemos descargar el IVA. Este sector tiene que ser escuchado, queremos un proyecto de competitividad para la salud», indicó el secretario de Hacienda de la Federación de Clínicas, Salvador Scafidi. En este sentido, anunciaron que no acatarán «la propuesta del incremento del 8 por ciento en la parte patronal». Otra de los reclamos fue la devengación de impuestos atrasados.

Cabe recordar que PAMI y el Ipross mantiene una deuda con la salud privada de 5,4 millones de pesos. En Río Negro, hay cerca de 2.000 empleados de la salud privados entre sanatorio y clínicas.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los médicos de Río Negro no atenderán hoy ni mañana