Los médicos quieren el equipo para operar la tarjeta

Es para usar "Confiable-salud", el nuevo plástico de los afiliados. El colegio profesional pide que el ISSN les dé equipos en comodato. El gremio docente ATEN llamó a sus afiliados a rechazar el sistema.



El gremio docente rechaza el nuevo plástico, mientras sus abogados preparan un pedido para que la Justicia suspenda la aplicación del sistema.
NEUQUEN (AN).- Los médicos propondrán que el Instituto de Seguridad Social del Neuquén, ISSN, les ceda en comodato equipos de computación, módem, lector de banda y los programas necesarios para operar la tarjeta Confiable Salud, que entrará en vigencia el lunes próximo. Además, pedirán una línea telefónica especial gratuita para conectarse con el servidor de Impsat-Conexia y estar "en línea" con el sistema.

Del lado de los afiliados, el gremio docente salió ayer a convocar a sus afiliados a rechazar el nuevo plástico mientras sus abogados preparan un pedido para que la Justicia suspenda la aplicación del nuevo sistema. Además, hoy habrá una reunión del Colegio de Farmacéuticos con el administrador de la obra social provincial, Gerardo Hettinger, para evaluar la puesta en marcha de la tarjeta, aunque se reconoció que en ese sector las dificultades son menores y fundamentalmente de índole operativa.

El presidente del Colegio Médico de Neuquén, Héctor Pianciola, dijo que "tecnológicamente no nos oponemos porque es una herramienta muy útil", pero admitió que la instrumentación de la tarjeta adolece de "algunos problemas". Mencionó que los gastos de infraestructura -computadora, módem, línea telefónica, lector de banda- y los costos operativos adicionales -sistemas de conexión telefónica- demandarán una inversión superior a los tres mil pesos, sin contar el incremento en salarios. Aunque para las clínicas y los prestadores con mayor desarrollo de su estructura administrativa no significan costos adicionales, en los consultorios individuales o "policonsultorios" la carga resultará pesada, indicó Pianciola.

Al respecto, dijo que la empresa Impsat-Conexia y el ISSN realizaban ayer "pruebas pilotos" del sistema en una clínica privada y en un caso se registró una demora de 15 minutos en realizar la carga de los datos de un paciente. Eso implicaría una "sobrecarga" de trabajo que las secretarias de los consultorios no podrán absorber, consideró.

Además, "los médicos están claramente en contra de realizar inversiones extras porque no existen posibilidades de hacerlas", ya que desde 1992 "tenemos los honorarios congelados" con el Instituto.

Por lo tanto, la solución que se le planteará a Hettinger es que el ISSN "ceda en comodato" los equipos para operar con la tarjeta y que se contrate "una línea 0800" para la conexión telefónica. Pianciola dijo que en el interior la situación es similar "o peor", y recordó que en Zapala hay "una oposición absoluta a esto".

También indicó que más allá de los experimentos que comenzaron a realizarse, "oficialmente no tenemos información" del ISSN sobre el sistema. Se habló algo "informalmente" con Hettinger, pero nunca hubo una comunicación oficial, aseguró.

Ana Etcheverry, presidenta del Colegio de Farmacéuticos, dijo que, más allá de la "desorientación" por la aplicación del nuevo sistema y de la propuesta del ISSN de buscar "un mecanismo de financiación" de los equipos, se estudia el funcionamiento y su incidencia en la atención de los pacientes. Etcheverry indicó que hay cuatro o cinco programas en uso en las farmacias y la intención es compatibilizarlos con el soft de Impsat para que no haya duplicación de tareas ni demoras excesivas.

Aunque las farmacias ya tienen una estructura administrativa -y en eso están mejor posicionadas que los consultorios-, el objetivo del colegio es que no se produzcan desniveles.

"Los sistemas que tenemos son simples", dijo Etcheverry, por lo cual requerirán ser adaptados. Todo es subsanable, aseguró, pero el objetivo es que el esfuerzo "sea parejo y equitativo" para los distintos sectores.

ATEN informó ayer que el lunes y martes próximos harán volanteadas en los lugares de cobro de sueldo para informar a sus afiliados sobre las acciones judiciales que emprenderá el sindicato contra la instrumentación de la tarjeta.


Comentarios


Los médicos quieren el equipo para operar la tarjeta