Los médicos tenemos que cuidarnos también

“El autocuidado de nuestra salud” en el ejercicio cotidiano de nuestro trabajo es fundamental afirma el médico Mario Mas, de Regina. Advierte también: “Deberíamos observar con mayor atención el estado de salud en Río Negro cuyo promedio de vida de los médico es de 64,2 años”.



OPINIÓN

En la sociedad actual donde conviven la búsqueda del placer, la supresión del dolor, la inmediatez y la búsqueda de la longevidad, el perfil laboral del trabajo médico ha cambiado La relación médico-paciente que conocimos, de confianza y reciprocidad ,donde su tarea era autónoma, razonablemente remunerada en un ambiente de deferencia y comprensión, fue modificada.

Se ha pasado de la importancia de la relación médico paciente donde el oído era una herramienta jerarquizada a la importancia de la aparato logia de última generación, donde el señor tiempo marca los minutos de consulta, empujados por condiciones laborales y salarios profesionales que distan de lo ideal, donde la seguridad social a través de su presupuesto y auditoria marca lo permitido, como si el arte de curar fuese una actividad productiva.

En el juego social, en la absorción laboral, en la velocidad diaria nos hemos perdido en el hacer de médico (ejercicio profesional) nuestro ser médico (ser persona).

El cambio de escenarios en los últimos 30 años ha traído consecuencias tanto para el profesional del arte de curar (ser) como para su trabajo (hacer).

El hacer médico pasó de ser un contrato privado a ser vigilados por terceros, desde la seguridad social (obras sociales), que marca los costos económicos de acuerdo a su elástico presupuesto, la posibilidad de demandas legales peticiones burocráticas de documentación escrita no siempre vinculada al tema tratante, como así también los cambios continuos en los métodos diagnósticos y tratamientos .

El actor (el ser médico) protagoniza una obra de teatro escrita por el deber ser (roles sociales) marcada por el hacer (desempeño) en acciones de riesgo que están afectando su propia calidad de vida.

Quizás deberíamos observar con mayor atención el estado de salud en Río Negro cuyo promedio de vida de los médico es de 64,2 anos (fuente: Federación Médica Mutual Médica de la provincia de Río Negro), donde la media de la poblacional es de 76,9 años.

Por ahí es momento de empezar a recordar en el ejercicio del hacer ciencia diaria, la conciencia del autocuidado de nuestra salud en el espectro laboral de ejercicio profesional médico.

Dr Mario Mas

Mariomas2010@gmail.com


Comentarios


Los médicos tenemos que cuidarnos también