“Los medios auditan al poder”



–Alguna vez se definió como un “opositor prudente”. ¿Qué es prudente en la lucha política? –No agraviar; hacer política desde la propuesta, no desde el diagnóstico sobre el rival. –¿Por qué es peronista? –Sintetizando, porque el peronismo es, mirado desde su historia, transformación de la historia del país y de millones de historias individuales que hacen a esa historia. –¿Qué es en esa historia el kirchnerismo? –Carencia de voluntad democrática, torpeza en el tratamiento de problemas muy graves que sobrelleva el país, agresividad para con lo distinto... El país lo hacemos entre todos. –Usted incluso votó a candidatos que desde lo ideológico poco tienen de común con lo suyo. –Si lo dice por Zamora, sí, sí. Lo voté hace algunos años para que llegara a diputado de la Ciudad de Buenos Aires. Es un dirigente coherente con sus ideas. Se ganó gran parte de su vida vendiendo libros por la calle y cuando dejó de ser diputado nacional volvió a vender libros aquí y allá. Pero jamás voté a Kirchner. –Sí a Carlos Menem... –Sí, incluso en las elecciones del 2003. Es más: colaboré con su campaña. –¿Y por qué el kirchnerismo no? –En el 2003 jugué –reitero– con Menem. Con el correr de los primeros meses del gobierno de Kirchner abrí, digamos, un compás de espera. Pero con el tiempo no lo abrí más: sus estilos de ver y hacer política no tienen nada que ver conmigo. –¿Le gana a Scioli? –Estoy en esto para eso. –¿Y si pierde, se va de la política? –¡No! ¿Por quién me toma? Sigo y sigo. Seremos oposición creativa, sustanciosa... –¿Qué es lo inmediato que hace si gana? –Mucho, pero mire, quizá le interese: al lunes siguiente de asumir y todos los lunes de mi gestión convocaré a los medios. –Mucho desgaste… –Pero los medios son el gran auditor del poder. Yo no haré la de muchos kirchneristas: averiguar dónde está la prensa y salir por la otra puerta. Yo no.


Comentarios


“Los medios auditan al poder”