Los mercados obligan al intercambio de profesionales

Río Negro recibió a una experta de la Unión Europea.

VIEDMA (AV)- La dimensión que cobró el comercio internacional, relacionado con la producción sobre todo en el sector agroindustrial, apuró la practicidad y la necesidad de evolucionar para no quedarse atrás. Así es que se presenta como imperioso la incursión en el intercambio de experiencias y de profesionales que están promocionando la provincia de Río Negro y la Unión Europea.

Las pasantías profesionales se desarrollan en el marco de un convenio de la Agencia Provincial de Desarrollo (Crear) y su vínculo con un programa creado por la Unión Europea denominado Al Invest durante 1993, y que está destinado a beneficiar a la pequeña y mediana empresa, tanto en el viejo continente como en América Latina. Desde entonces se vienen concretando rondas comerciales, participación en ferias productivas de carácter internacional, jornadas de capacitación y formación de tipo institucional para organizaciones representativas del sector privado. Para consolidar las acciones durante el período 2004-2007, los estados de la unión destinaron una subvención de 42 millones de euros.

Natalia Fenizi, una experta en capacitación de Crear, explicó a «Río Negro» que «el objetivo general es la internalización de empresas de latinoamérica como de Europa, concretar negocios, transferencias de conocimientos a partir de un estrecho contacto» con la Agencia Europea de Cooperación Internacional con sede en Salerno, Italia. Precisamente allí, esta profesional participó de una pasantía por un mes.

Consideró como un aprendizaje relevante para los productores y exportadores argentinos es la competencia comunicativa. Apuntó que «las necesidades es que sepan idiomas para concretar negocios» por lo tanto «hay que cumplir con la palabra primero y entenderse» y «el empresario que conoce bien de su negocio concurra a las ferias y exposiciones».

Su par en esto es Aparna Poucheparaj, una licenciada en comercio exterior de origen indio formada en Francia, y que desarrolla s actividad en Salerno. Llegó en junio a esta capital con el propósito de buscar una reciprocidad y conocer cómo funcionan el área de desarrollo y la producción rionegrinas.

Antes de retornar destacó que «la fortaleza argentina está en la gente. Son muy abiertos, la gran debilidad son la nuevas tecnologías no funcionan bien, como por ejemplo la red de internet».

Observó, además, que la modalidad de gestión de Crear, de trabajar en red con pequeñas agencias, es innovadora y sujeta a copiarla en Europa; aunque juzgó que uno de los problemas de la Argentina es que «está muy lejos para los inversionistas europeos y con lo cual temen no poder controlar (el negocio) a la distancia, y encima hay un desconocimiento del país».

A Fenizi, su paso por Salerno le sirvió para indagar sobre qué requerimientos tienen los europeos sobre los productos argentinos. Puso como ejemplo que «el tema del conocimiento de la normativa y requisitos vigentes para entrar en la UE resulta fundamental» porque «el riesgo es cuando se desconoce desde el punto de partida de la producción generándose un producto que es rechazado».


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora