“Los mismos que aplaudieron la privatización”



Sr. gobernador Jorge Sapag, soy un ciudadano de la provincia en la que usted debiera administrar la Justicia y el funcionamiento de las instituciones, garantes de nuestra libertad y del imperio de la ley. Esta semana fue usted autor y ejecutor de un cuadro que al contemplarlo llenó de desesperanza y escepticismo todo mi ser; créame y no exagero que al verlo a usted y varios más que recorrieron las instalaciones de YPF, los mismos que apoyaron incondicionalmente el proceso inverso: la privatización de nuestros recursos naturales no renovables –como el petróleo, gas, agua, etcétera–, los mismos que tenían rojas sus manos de aplaudir aquel nefasto proyecto menemista, resulta que hoy sus manos vuelven a enrojecerse aplaudiendo la expropiación. Lo más irónico: con usted al frente, como un jefe, caminaban en las instalaciones para –y esto es lo más incoherente– “llevar tranquilidad…”. Señor, qué tranquilidad puedo tener como ciudadano de que se acaben las tomas en mi provincia si usted y su equipo hacen tomas; qué tranquilidad puede conferirme un Estado que invade el derecho, y si algo le faltaba a sus actitudes es esa pretendida frase de éxito escatológico al decir: “Tenemos u$s 1.000 millones que pertenecen a Repsol pero no les vamos a permitir que se lo lleven, lo vamos a reinvertir…”. Créame que me da la sensación de un acto de rapiña, que para nada me da tranquilidad. Quizás usted, con tantas ocupaciones, olvidó que desde hace diez años el señor De Vido es el responsable de monitorear y garantizar el proceso de desarrollo de las empresas concesionarias de nuestros recursos y que él mismo, junto al ya extinto ex presidente, concedieron la renovación de los contratos y la ampliación de los mismos. ¿Es ésta la solución final que encuentran? ¿No hubiese sido más legal y moral haberlo tratado en el marco del diálogo, estableciendo cuotas de producción y, en su incumplimiento, el cese de la concesión? Ésta u otra actitud más técnica que la que postulo desde mi lugar de ignorancia hubiese sido quizás aplaudida o respaldada por la sociedad y por las potencias del globo y no ubicarnos en la óptica mundial etiquetados como un país transgresor con la debida consecuencia que esto nos acarreará, consecuencia que será cancelada hasta el último inciso por el pueblo. Marcelo Francisco Grill DNI 20.675.828 Neuquén


Comentarios


“Los mismos que aplaudieron la privatización”