Los multimessenger ordenan el caos de los chats

Una opción que permite acceder a diferentes servicios de mensajería a la vez.



#

REDES

La novia envía una foto por WhatsApp, el grupo deportivo se organiza a través del Messenger de Facebook y un antiguo compañero de estudios escribe de vez en cuando por ICQ. Hay un sinfín de servicios para el rápido intercambio de mensajes de chat.

Pero cuando no todos los amigos y conocidos usan los mismos canales, a veces la comunicación puede ser complicada, pues es necesario monitorear un gran número de programas. En ese caso la mejor opción es un “multimessenger”, que permite acceder a diferentes servicios de mensajería a la vez. Es menos estresante y permite tener una visión de conjunto. Y la buena noticia es que hay estos programas tanto para la computadora como para el smartphone y la mayoría son gratis.

Los multimessenger se basan en un principio sencillo: “Integran varios protocolos de messenger en una aplicación”, dice Hans-Georg Kluge, redactor del portal alemán de telecomunicaciones “teltarif.de”. El usuario tiene que estar registrado para cada servicio con una cuenta propia. Generalmente no es posible mantener conversaciones entre los diferentes servicios. Sin embargo, en vez de tener muchas ventanas individuales en la pantalla, todo puede estar disponible en un mismo lugar.

En realidad, los multimessenger ya existen desde hace unos 15 años. “En aquel entonces había para la computadora diferentes redes de chat que usaban todas un protocolo propio, o sea, ICQ, AIM, etc. Los multimessenger se acoplan a los interfaces de estos protocolos y los cubren con una óptica uniforme”, explica Jörg Geiger, redactor de la revista de computación “Chip”. Esto le permite al usuario usar varias redes de chat a través de un solo programa. Esta idea también terminó trasladándose a apps para el smartphone.

Sin embargo, según Geiger, los multimessenger para el smartphone no han sido hasta el momento muy exitosos. “WhatsApp y el Messenger de Facebook superan a todos y WhatsApp, especialmente, no quiere integrarse en algún otro lugar”, dice el experto.

Trátese de Windows, OS X, Linux, Android, iOS o Windows Phone: hay multimessenger para todas las plataformas y sistemas operativos. Por esto, en principio se puede elegir libremente el dispositivo. “El hecho de que esto no sea tan fácil en la práctica se debe más a los interfaces de los diferentes programas de mensajes que a las condiciones técnicas de los dispositivos”, explica Geiger. En términos generales, uno está bien servido con un dispositivo iOS o Android.

Las condiciones técnicas son diferentes en función del software. Por regla general, las PC y los smartphones que se venden en el mercado cumplen con el objetivo. Importante es la conexión a Internet: “El uso móvil es a veces un problema cuando hay interrupciones en la conexión, por lo que es muy útil contar con una conexión estable a Internet”, dice Hans-Georg Kluge. Mientras no se intercambien archivos como fotos o videos, no es necesario preocuparse por el consumo de datos.

Sin embargo, de vez en cuando hay problemas. Los servicios de mensajería intentan conseguir que sus usuarios usen sus propias interfaces. “A veces, cambian detalles en el protocolo, por lo que los multimessenger ya no funcionan debidamente”, explica Kluge.

Por ejemplo, WhatsApp intenta en la actualidad excluir algunas apps de otros proveedores. Sin embargo, los desarrolladores realizan generalmente ajustes muy rápidos. Otra ventaja: los multimessenger muchas veces están programados de forma más sencilla, por lo que pueden funcionar de manera más rápida y más confiable. A veces, esto tiene como desventaja que faltan funciones como la transferencia de archivos o chats de voz y video. El número de plataformas a las que da soporte puede facilitar la decisión a la hora de elegir qué programa usar. Según Steffen Herget, redactor del portal online “areamobile.de”, es indispensable que al menos los más grandes estén presentes. “Son, además de Hangout de Google, el Messenger de Facebook y MSN, también ICQ y AIM”. Servicios como Jabber, que también permite la encriptación, puede ser un interesante extra. “Además son útiles una buena sincronización del Chat History de la PC y el smartphone, así como la posibilidad de realizar chats de grupo y enviar archivos multimedia”.

Herget recomienda los multimessenger IM+ y Trillian. Ambos están disponibles para PC y el smartphone y dan soporte a los principales programas de mensajes. “Mientras que Trillian solo se ofrece para iOS y Android, IM+ también está disponible para Windows Phone y Blackberry”. Muchas veces, la elección también depende de las propias expectativas, subraya Hans-Georg Kluge: “Lo mejor es probar dos o tres y quedarte con el que sea tu favorito”.

dpa


Comentarios


Los multimessenger ordenan el caos de los chats