Los neuquinos se quejan por los servicios

La gran mayoría de los vecinos de la capital provincial está insatisfecha con los servicios públicos. Los neuquinos cuestionan tanto a los organismos públicos como a las empresas privadas y a las cooperativas, como es el caso de CALF. Los datos se desprenden de las denuncias recogidas, en 45 días de gestión, por la Defensoría del Pueblo de la ciudad. Blanca Tirachini inició 162 actuaciones, de las cuales el 21% corresponde a servicios básicos.



NEUQUEN - Los vecinos de esta capital se quejan mayoritariamente por la mala calidad de los servicios públicos prestados tanto por organismos estatales como por empresas privadas o, como es el caso de la electricidad, por una cooperativa.

Cuatro de cada diez neuquinos expresan su disgusto por la prestación del servicio eléctrico, por problemas de saneamiento -agua potable, cloacas- o porque detectan irregularidades en la forma en que el IPVU entregó los planes habitacionales.

En 45 días de gestión, la Defensoría del Pueblo de la ciudad, a cargo de Blanca Tirachini, inició 162 actuaciones de las cuales el 21 por ciento corresponde a servicios básicos; en proporciones iguales -18 por ciento- a problemas de transporte o tránsito y cuestiones medioambientales; problemas sociales en un 15 por ciento e inmuebles en el 14 por ciento.

En el renglón servicios, la mayoría se quejó por la prestación del servicio eléctrico, concesionado a la cooperativa CALF.

También hubo muchas quejas referidas a la prestación de los servicios de agua potable y saneamiento que en la provincia opera el EPAS, un ente del Estado.

Pero en la misma línea, se registraron denuncias contra el Instituto de la Vivienda y Urbanismo (IPVU), por "situaciones problemáticas" referidas a los planes habitacionales.

En la cuestión medioambiental encabeza el ránking de denuncias los ruidos molestos y el servicio de recolección y disposición de residuos domiciliarios.

El 14 por ciento de quejas referidas al trato recibido en oficinas públicas y privadas se compone con una mayoría notoria de denuncias contra funcionarios y luego contra personal del municipio.

Se registraron solamente dos reclamos contra empresas privadas.

De acuerdo con un informe suministrado por la oficina de prensa del organismo, en el período analizado comenzaron a verificarse "problemas de limitaciones institucionales" en cuanto a jurisdicción y respecto de entes provinciales.

Por ejemplo, se presentaron habitantes de Centenario, Plottier y Senillosa que concurrieron a la Defensoría aunque "no era competente para intervenir" porque en las ciudades donde residen "resultan evidentes las carencias de organismos de control".

La Defensoría actúa en el ámbito municipal como el departamento de Defensa del Consumidor en cuanto a la cuestión de transacciones de compra-venta o de contrato de servicios en el nivel privado.

Aunque son dos ámbitos diferentes, las quejas son del mismo rango: los servicios en primer término y luego los bienes o productos, en este caso, las viviendas.

Según el informe, el procesamiento de las denuncias, resulta complejo.

En promedio, por cada actuación se realizan tres consultas -personales o telefónicas-, por lo cual se infiere que alrededor de 500 vecinos -a razón de un promedio de diez por día- se acercaron al organismo en el período analizado.

En un 20 por ciento de actuaciones, la Defensoría se declaró incompetente, aunque "en la mayoría de los casos la situación es conocida por quienes presentan la queja".

No obstante, los vecinos "insisten en plantear su problema y ser derivados al organismo competente" respaldados por el organismo.


Comentarios


Los neuquinos se quejan por los servicios