Los Neuss demandan en el Ciadi a Argentina por la tarifa de Edersa

Mediante una sociedad con sede en Nueva York, que es controlante de la empresa rionegrina, se queja por un daño de 200 millones de dólares. Hace valer el tratado de protección de inversiones estadounidenses en nuestro país. Como no pueden ir contra la provincia, la controversia es con Nación.



La empresa estadounidense de la familia Neuss que es dueña de Edersa demandó al Estado argentino ante el tribunal arbitral del Banco Mundial por el perjuicio que le causa el atraso tarifario en la provincia de Río Negro, calculado en 200 millones de dólares. La presentación fue realizada por una desconocida Southern Energy Corp; hasta ahora se sabía que la empresa dueña de las acciones de la eléctrica rionegrina era Harz.
“Río Negro” reveló en octubre de 2013 que los que se encaminaban a ser nuevos accionistas de Edersa tenían domicilio en Nueva York, pero desde el grupo adquiriente dijeron que la empresa se había constituido en Roca.
Hoy se sabe que, como una matrioshka, cada empresa tiene otra por encima, todas (o casi todas) manejadas por uno de los integrantes de la familia Neuss. De hecho, Harz depende operativamente de Woden Ingeniería, cuyos socios son Patricio Jorge y Juan Jorge Neuss.
Gracias a la demanda que entabló en el Ciadi contra el Estado nacional (no pueden ir contra las provincias), se conoce ahora que hay una sociedad superior, que es Southern Energy, con sede en 33 West 46th Street, en el Midtown Manhattan.
La noticia se conoció porque la empresa envió una nota al procurador general del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, en la que informa el inicio del litigio debido a los “reiterados incumplimientos tarifarios adoptados por el Estado argentino (y particularmente de la Provincia de Río Negro)”.
Calcularon que el daño del atraso en la tarifa de Edersa para la empresa es de 200 millones de dólares.
También la española Orazul fue al Ciadi a hacer valer un tratado de inversiones (ver aparte). Lo que citan los Neuss es el tratado entre la Argentina y Estados Unidos sobre la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones, de 1991.
La tarifa de Edersa está atrasada, según la consultora Tecnolatina, contratada por la secretaría de Energía de la Nación. El gobierno provincial sostiene que mientras no pague por la energía que compra (debe millones de pesos a Cammesa), no puede reclamar por sus ingresos.

Weretilneck dijo que esperan la notificación}

El gobernador Alberto Weretilneck no quiso opinar sobre la demanda de los Neuss ante el Ciadi. “Vamos a responder cuando nos notifiquen y nos corresponda”, le dijo ayer por la tarde a “Río Negro”.
“No puede tener dos instancias judiciales abiertas -añadió-. Ya tiene una en la provincia donde discute la tarifa”.

Orazul había sido la primera

La primera empresa en ir este año al Ciadi contra el Estado argentino fue española Orazul International España Holdings, accionista mayoritaria de Orazul Generating SA, Orazul Cerros Colorados SA y Orazul Energy Southern Cone SRL. Las dos primeras controlan la central térmica Alto Valle y el complejo hidroeléctrico Cerros Colorados que opera sobre el río Neuquén en Mari Menuco y Los Barreales. Orazul Cerros Colorados, que tiene como accionista minoritario a CALF, está bajo la lupa del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) y la secretaría de Energía por las fallas de funcionamiento que tuvo la central Planicie Banderita durante el apagón del Día del Padre y, posteriormente, por los continuados desperfectos que obligaron a derivar los caudales por el cauce histórico del río Neuquén provocando turbidez y un eventual riesgo para los productores frutícolas.
La casa matriz de Orazul fue al Ciadi a mediados de septiembre para reclamar por un recorte fiscal de Nación, firmado en enero de este año, con el que dejó de pagar el ítem mantenimiento de máquinas para generación en demanda pico. La decisión de la compañía sorprendió al sector porque aseguran que Cammesa, la administradora del mercado mayorista, canceló una deuda con las generadoras para calmar los ánimos. En este caso habría sido un saldo de 15 millones de dólares.

Análisis: estaban todas las señales dadas para ser leídas

En 2013 Argentina parecía haber olvidado la seguidilla de demandas de empresas extranjeras contra nuestro país por el impacto de la devaluación de 2002 en sus ingresos: desde Telefónica hasta Camuzzi.
Desde siempre se supo que los Neuss tenían domicilio en Nueva York, a pesar de que la empresa lo negó. La experiencia del 2002 no sirvió de mucho: el gobierno rionegrino permitió la compra y ahora debe afrontar una demanda.
En Edersa nadie quiere decir nada, a pesar de los pedidos de información de este diario. Tampoco en Harz, la firma con la que los Neuss compraron la eléctrica rionegrina.
Todas las demandas del Ciadi terminaron con decisiones arbitrales contrarias a nuestro país. No sería esta una excepción. De todos modos, esta jugada de los Neuss se parece más a una presión para torcerle el brazo al gobernador que a un intento por cobrar dinero.


Comentarios


Los Neuss demandan en el Ciadi a Argentina por la tarifa de Edersa