Los nuevos blancos de la resistencia iraquí

Partidos políticos iraquíes fueron blanco de ataques ayer en Baaquba, dos días después de sangrientos atentados contra la policía en esta ciudad cercana a Bagdad y otras zonas sunitas de Irak.

Además, un político kurdo iraquí resultó herido en un atentado en Erbil, en el norte, y los milicianos chiítas del jefe radical Moqtada Sadr abrieron fuego en Nayaf, en el centro, contra un convoy mi

litar norteamericano tras una tregua de tres semanas.

En Baaquba, 60 km al norte de Bagdad, un grupo de hombres atacó el edificio del Consejo Supremo de la Revolución Islámica en Irak (CSRII, chiíta), matando a cuatro personas e hiriendo a dos.

Miembros del CSRII, representado en las instancias creadas por la coalición, indicaron haber perdido tres guardias y le mostraron el cuerpo destrozado de un kamikaze, con los restos del sistema de relojería que llevaba encima. "El kamikaze formaba parte de los atacantes y trató de entrar al edificio antes de ser abatido", dijo un miembro de esta organización chiíta.

Poco después de este ataque y un poco más lejos, la sede del partido del Acuerdo Nacional del primer ministro iraquí Iyad Allawi fue dinamitada. "El tercer piso de un edificio donde está la sede del Acuerdo Nacional fue devastado por una explosión", indicó un testigo, asegurando que ninguna persona resultó herida en el ataque llevado a cabo, según él, por "un grupo de hombres armados".

Los policías y los soldados norteamericanos tomaron posición, tras estos ataques, cerca de los edificios públicos y puestos de las fuerzas de seguridad.

 

(AFP)


Comentarios


Los nuevos blancos de la resistencia iraquí