Los números del nuevo equipamiento



NEUQUEN .- El salto informático demandará a la provincia una inversión total de 24,9 millones de pesos, de los cuales ya se pagó el 20 por ciento. A principios de noviembre instalaron el equipo servidor principal, un Sun Ultra Enterprise 10000, cuya capacidad equivale a la de 19 procesadores Ultra Sparc con 13 gigabytes en memoria aleatoria -RAM-.

La máquina puede almacenar hasta 486 gigabytes en discos rígidos en dos “racks” de arreglo de discos SUN A3500, diseñados para misiones críticas. Habrá 355 terminales y 120 impresoras láser, y otros instrumentos. Las explicaciones técnicas fueron dadas en noviembre pasado cuando se presentó el sistema en sociedad.

Constituye un cambio de concepción absoluta respecto del anterior sistema provisto por IBM. Este era “cerrado” y el actual es “abierto”.

La concesión culminó un largo proceso que se inició a mediados del año pasado cuando la comisión de informática rechazó la renovación y adaptación del contrato con IBM a las exigencias del 2000. En lugar de una “remediación” se optó por la reingeniería que derivó en la licitación.

En marzo se presentaron tres ofertas: la de Itron-Siemens; la de TTI -una pantalla de IBM para las licitaciones públicas-; y la de Impsat, con presupuestos que oscilaban entre 24 y 28 millones de pesos. Resultó adjudicataria la primera, a la que luego se le pidió que reelaborara su plan de contingencias, a partir de un cuestionamiento surgido entre empleados del ex-CUIN.

Pesa la profecía del gremio

Hace un mes, cuando el gobierno provincial estaba a punto de anunciar con bombos y platillos la instalación del sistema informático provisto por Itron-Siemens, el gremio estatal salió a cuestionarlo sobre la base de un trabajo elaborado por empleados de la dirección del área. El vocero de ese sector, Raúl Dobrusín -hoy consejero gremial en el ISSN- reiteró ayer que “en estas condiciones no se llega” al 31 de diciembre, y focalizó sus dudas en los sistemas que utilizan Rentas y Catastro.

El sindicalista se refirió a la segunda prórroga consecutiva con IBM y que, a juicio de las versiones, “será la última”. En consecuencia, el sistema contable de la provincia quedará “indemne” ante el síndrome del año 2000 si la concesionaria no pasa la prueba de pasado mañana.

Actualmente funcionan los sistemas de personal y sueldos y la facturación del EPAS mientras que Policía y vivienda están en prueba. Dobrusín dijo que el sistema contratado por Rentas -a otra empresa y con un préstamo de 3,3 millones de pesos del Banco Mundial- todavía no está funcionando, por lo cual “hubo que contratar provisoriamente” a Itron, “a un costo de 1,5 millones”.


Comentarios


Los números del nuevo equipamiento