Los ojos no están a salvo tampoco

La SAD recomendó estar alerta a la cara, la cabeza, la espalda, la planta del pie u otra cualquier parte del cuerpo que pueda ser blanco del cáncer de piel, sobre todo por la exposición al sol. Pero aquí no termina la cosa. Las radiaciones UV pueden lesionar el ojo. Estas radiaciones producen la denominada queratitis, que provoca que el epitelio de la córnea pueda desprenderse, después de seis u ocho horas, formándose una úlcera en el ojo. Cuando los ojos están demasiado tiempo expuestos a este tipo de radiación, ésta se almacena en cierto modo en el cristalino sin que pueda eliminarse, por lo que, a la larga, pueden aparecer cataratas. Por este motivo, los anteojos de sol son un complemento necesario en los meses de verano tanto para grande como para chicos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora