Los padres son cada vez más madres, evidencian

La crisis replantea los vínculos con los hijos, afirman.



Aquel padre autoritario, regidor y proveedor que caracterizó al modelo patriarcal es una figura que está desapareciendo, mientras emergen distintos padres, desde el que comparte la crianza y educación de sus hijos con su mujer hasta otro ausente, devaluado, deprimido y alejado de sus hijos.

¿Hacia dónde van los padres? ¿Cuál es el modelo que se está afirmando? ¿Qué pasa en el vínculo con los hijos?. Estos son algunos de los interrogantes que surgen al abordar las transformaciones que se dan en el seno de la familia. Mientras que para algunos especialistas la tendencia mayoritaria en la actualidad es la del padre ausente, y otros prefieren poner el acento en los casos de mayor acercamiento y preocupación por los hijos, todos coinciden en que el modelo patriarcal que regía las relaciones al interior de la familia, está quebrado. Y, con ese quiebre, se modificó la tradicional división del trabajo, en la que la madre estaba dedicada a la casa y a la crianza de los hijos y el padre al trabajo, a llevar el dinero a la casa y a impartir las normas.

"Esa visión tradicional está en crisis y se ha modificado por varias razones. Primero porque el sistema económico en todo el mundo requiere que la mujer cada vez trabaje más; eso ha planteado que a nivel del hogar, las mujeres salgan a trabajar, aunque siguen siendo las encargadas de la casa y de los chicos", explicó el psiquiatra, investigador y especialista en Familia Pedro Herscovisci. Llamó la atención sobre el hecho de que "en las generaciones jóvenes eso está cambiando, y los padres cada vez son más madres, dicho esto en forma irónica porque en realidad son simplemente padres, pero para la división tradicional del trabajo hacen tareas de madre".

Herscovisci remarcó además que en el país hay una gran heterogeneidad: "hay una familia con división tradicional del trabajo, hay una familia uniparental, generalmente a cargo de la madre, y está el otro modelo de la gente joven que es más igualitario, pero en esas parejas también está la idea de que los hijos son de la madre". En estos nuevos tiempos "todavía no están muy claros los roles del hombre y de la mujer; estamos en plena transición", precisó.

Para la psicoanalista Dora Trunsky, miembro de la Asociación Psicoanalítica de Buenos Aires (APDEBA), "el padre es una figura totalmente devaluada en este momento, salvo en la familia campesina en la que se mantiene mucho la tradición patriarcal". "En la familia marginal -continuó- las madres están muy solas y el padre no existe. Es una figura sin trabajo, alejada de los hijos; y en los sectores de la clase media, la figura paterna es cada vez más secundaria".

En este sentido, afirmó que ese padre que s consideraba dueño de la familia "está muriendo, y va apareciendo otro padre, un padre totalmente desaparecido, anulado, inexistente" Ejemplificó con preguntas cotidianas que aparecen en los consultorios: "cuando se pregunta ¿y tu papá?, responden: 'como siempre callado; hay que preguntarle a mi mamá. Mi mamá es la que decide'. Eso dicen los jóvenes: 'mi papá fracasó, hizo su juventud pero ahora nada'". En esa imagen que los hijos tienen de los padres, "el padre ya no es el regidor, no es el que impone el modelo; incluso el padre puede estar aportando, puede estar trabajando pero la que 'está' es la madre", añadió.

Esa palabra regidora, que establecía las normas, que tradicionalmente estaba unida a la función paterna, "hoy no está en boca del padre", según Trunsky, quien añadió que "sigue existiendo esa palabra, pero puede estar en boca de la madre, de la sociedad, del abuelo, de la abuela". No obstante, coincidió en que en las generaciones de padres más jóvenes hay más igualdad "Este es un padre -añadió- de muy poca historia; es muy selecto, parejas en las que se distribuyen los roles y son muy pocos los que logran ese equilibrio".

Para Graciela Morgade, especialista en la temática Género y Educación, "todo es cierto y hay distintas visiones", pero hizo hincapié en que "hay una nueva paternidad que se ve en las nuevas generaciones, no de manera masiva, pero se perfilan otras masculinidades". En cuanto a las circunstancias que están motivando estos cambios, Morgade remarcó que ningún cambio social se atribuye a una sola causa, y "por eso estos cambios en la paternidad tienen que ver con la situación económica y con cambios en la propia subjetividad masculina, así es como se ven papás disfrutando un montón con los hijos".

Entre los cambios que se están dando en la paternidad, la especialista remarcó, por un lado, una mayor presencia de los padres en la escuela, y por otro, la pelea de algunos padres por la tenencia de los hijos a partir de los divorcios. Este es un fenómeno que se está dando y que antes no se veía, "lo que da cuenta de que hay una nueva paternidad", señaló la especialista. En este sentido, Felisa Senderovsky, coordinadora del equipo de asistencia psicológica de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires (APBA), coincidió al precisar que "en estos últimos años hubo un cambio, sobre todo en las nuevas generaciones, en las que el padre empezó a compartir más las tareas con su mujer y a colaborar en la crianza, brindando su afecto". Y si bien "hay casos que se ven en la clínica de ausencia del padre, padres depresivos y desempleados, no se puede hacer hincapié en una imagen totalmente negativa; hay una crisis social, hay un cambio de subjetividad, pero también hay un acercamiento a los afectos más que antes", finalizó.


Comentarios


Los padres son cada vez más madres, evidencian