Los paseos de compra ya encuentran reparos en el Concejo

Las asesorías letrada y contable cuestionaron la iniciativa promovida por Martini. Un punto objetado son los parámetros de la tasa comercial. Dicen que los fundamentos para la excepción son acotados.



#

El proyecto del Ejecutivo para regular los paseos de compra es analizado en el Concejo. Archivo

MUNICIPIO

El tránsito legislativo del proyecto del Ejecutivo para crear las “ferias multipunto” empezó con mal pronóstico. El dictamen de las asesorías letrada y contable del Concejo enumeró una larga serie de cuestionamientos al texto original, que el próximo lunes será analizado en la comisión de Economía.

La iniciativa presentada por la intendenta María Eugenia Martini busca generar un encuadre normativo para los llamados “paseos de compra”, que funcionan desde el año pasado sin habilitación alguna y sufrieron ya una clausura de la Justicia de Faltas.

Los “paseos” consisten en general en un gran salón cuyo propietario (o arrendatario) subalquila espacios a los puesteros, muchos de ellos ex vendedores ambulantes. La Cámara de Comercio denunció que vendían artículos de origen dudoso y los señaló como “saladitas”.

El dictamen de la asesora letrada Josefina González Elizondo observó que “los fundamentos (del proyecto) resultan acotados, considerando que se trata de una excepción al régimen general de habilitaciones comerciales”.

La propuesta del Ejecutivo reproduce una norma similar de la provincia de Buenos Aires pero deja varios cabos sueltos. La abogada del Deliberante propuso pedir varias aclaraciones, por ejemplo sobre la figura del “único responsable” que se asignará al titular de la feria, lo cual exime de toda obligación a los feriantes. El dictamen se pregunta a quién imponer una eventual infracción.

En cuanto al régimen tributario, el proyecto prevé como excepción una suma fija de 10 mil pesos para otorgar la habilitación de cada feria y luego un gravamen fijo de 500 pesos mensuales por puesto, que recaerá sobre el titular del permiso.

El dictamen cuestionó la aplicación de parámetros distintos a la tasa TISH que rige sobre el resto de la actividad comercial y que toma como base imponible a la facturación. Entiende que de esa forma “se afecta la igualdad” en materia tributaria.

Advirtió también sobre el riesgo de que el puestero “no sea sujeto pasivo de ningún tributo”. La carga total de la responsabilidad sobre el permisionario ya había sido objetada por el comerciante que ejerce ese rol de hecho en una de las ferias existentes.

Las asesoras letrada y contable también consideraron que el proyecto debe precisar mejor el alcance de la competencia municipal en materia de control, ya que existiría una superposición en las facultades reservadas por ley a la provincia.

Indican por otro lado que no está justificada la cláusula que habilita a otorgar no más de un permiso para feria multipunto cada 30 mil habitantes.

El dictamen subrayó que la ordenanza, al legislar en materia tributaria, requiere para su aprobación una mayoría especial de dos tercios de los votos del Concejo. Esta condición obligará al Ejecutivo a conseguir amplio consenso, cuyos viabilidad comenzará a definirse el lunes en la comisión de Economía.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Los paseos de compra ya encuentran reparos en el Concejo