Los peores días de Javier Mascherano



Javier Mascherano vivió su particular semana negra con el daño a su imagen debido a dos hechos: la suspensión de dos partidos por insultar a un juez de línea y la confesión de un delito fiscal. Pocos futbolistas hay más apreciados por su juicio que Mascherano, un jugador caracterizado durante toda su carrera por el respeto al rival y a los códigos más esenciales del deporte. Pero tardará en olvidar los últimos días que vivió hasta llegar a ayer, cuando se declaró culpable de un delito de fraude contra fisco español. Mascherano declaró ayer por la mañana en un juzgado de la localidad barcelonesa de Gavà y reconoció haber defraudado más de 1,5 millones de euros (1,6 millones de dólares) al ocultar a la Agencia Tributaria ingresos de sus derechos de imagen en 2011 y 2012. La fiscalía denunció a Mascherano por un presunto delito fiscal al ocultar 1,5 millones de euros en concepto de derechos de imagen. Además, se le reclaman otros 200.000 euros (220.000 dólares) por intereses devengados. Aconsejado por sus abogados, el argentino ya pagó los 1,5 millones de euros supuestamente defraudados en reconocimiento de su culpa. Según la fiscalía, Mascherano habría simulado la cesión de sus derechos de imagen a una entidad instrumental, con sede fiscal en Madeira, para poder evadir impuestos. También le imputan el delito de no haber declarado los ingresos procedentes de la firma deportiva Nike a través de una sociedad con domicilio fiscal en Estados Unidos. El paso por los juzgados de Mascherano llegó un día después de que fuera sancionado con dos partidos por decirle a un juez de línea: “La concha de tu madre”. En realidad, aunque tampoco importa demasiado, aludió a la “hermana”, según demostraron las cámaras de televisión. Ocurrió el domingo, ante el Éibar, ya con el encuentro casi resuelto. Mascherano fue expulsado y con ello se abrió un debate insólito en España sobre qué quiso decir y con cuántos partidos debían castigarle.

exterior


Comentarios


Los peores días de Javier Mascherano