Los planeadores y sus intrépidos pilotos ya llegan a Chos Malal





CHOS MALAL (ACHM)- Ayer comenzaron a arribar a esta ciudad los primeros pilotos que participarán del «Séptimo Encuentro de Vuelo a Vela en montaña», una actividad que ha cobrado auge en Chos Malal. Los volovelistas encuentran en la zona las condiciones óptimas para desarrollar el vuelo a vela orográfico, que les posibilita pensar en vuelos de altura y distancia.

Integrantes de los Clubes de Planeadores de Neuquén y Cutral Có comenzaron a llegar para participar del evento anual que se realiza con excelentes expectativas dado que se pretende convertir a Chos Malal en un Centro Internacional Permanente de Vuelo a Vela.

Agustín Casas fue uno de los primeros en llegar al Aeródromo Oscar Reguera con un remolcador y venían en viaje otros volovelistas con las máquinas mono y biplaza para participar de la actividad.

Los primeros pasos serán instalar el equipamiento de comunicaciones en el aeropuerto y esperar el arribo de pilotos nacionales e internacionales y que se den las condiciones meteorológicas para comenzar con las primeras experiencias del séptimo encuentro.

Para apoyar a los pilotos y con el fin de respaldar este proyecto se conformó recientemente una comisión provisoria en Chos Malal que será presidida por César García y un grupo de gente que apuesta a la actividad no sólo por el potencial con que cuenta la zona para el vuelo a vela sino por los recursos económicos que deja en los prestadores de servicios.

Las bondades volevelísticas y turísticas de la zona norte son de importancia y por eso se pretende atraer a pilotos extranjeros a volar en Chos Malal como sucedió el año pasado con la presencia de experimentados volovelistas de Estados Unidos y Australia.

En esa ocasión se hizo por primera vez el encuentro invernal, para determinar las condiciones de vuelo en esta época, que resultaron ser óptimas y que confirmaron que en Chos Malal se puede volar durante todo el año.

La historia de los vuelos a vela en la zona norte datan desde hace varios años. Ya en 1997 pilotos extranjeros y argentinos investigaron la región y se realizaron los primeros eventos en San Martín de los Andes, Caviahue y Chos Malal.

Un año más tarde, un grupo de científicos y pilotos investigó la cordillera argentina con la intención de realizar vuelos récord. Las expediciones alemanas lograron vuelos de 2.496 kilómetros de distancia y en 1999 un piloto argentino en Chos Malal logró una altura de 10 mil metros. Entre otros logros están los 25 Diamantes y se batieron cuatro record nacionales, incluyendo el primer vuelo de 1.000 kilómetros nacional.

En los próximos días los chosmalenses podrán observar a los planeadores surcar el cielo en una zona que es considera especial porque la Cordillera de los Andes corre en dirección norte sur, combinando con el viento oeste proveniente del Pacífico, generando un lugar único en el mundo por la extensa cantidad de kilómetros que se puede volar con la sola ayuda del viento.

Se trata del denominado vuelo en onda en montaña. Los volovelistas afirman que la Cordillera del Viento presenta una situación única para el desarrollo de un Centro Internacional de Vuelo a Vela debido a que sus características naturales proveen un marco adecuado para la realización de vuelos de adaptación de los pilotos desde los vuelos básicos hasta la concreción de difíciles pruebas deportivas.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los planeadores y sus intrépidos pilotos ya llegan a Chos Malal