Los policías dispararon catorce balazos 31-7-03



ROCA (AR).- El peluquero Angel Bin realizó entre tres y cinco escopetazos con su arma calibre 12. Y a pesar de que junto a su cuerpo sin vida se encontró un revólver calibre 22 largo, las pericias realizadas por el gabinete de Criminalística determinaron que este último no fue disparado durante la trágica tarde.

Todo indica que los primeros en ser heridos fueron los policías, y a pesar de ser alcanzados por escopetazos y desde corta distancia, vaciaron los cargadores de sus armas reglamentarias.

Los peritos, tras inspeccionar el lugar, determinaron catorce disparos de las pistolas nueve milímetros policiales.

La puerta trasera de la peluquería quedó como un colador, ya que en ese lugar impactó la mayoría de las balas.

De todos modos, y a pesar de la lluvia de proyectiles, el peluquero Angel Bin fue alcanzado por un solo disparo que le atravesó los dos pulmones.

Además, presentaba otra herida en el brazo izquierdo aunque de carácter leve, ya que fue alcanzado por una esquirla tras rebotar en una pared.

Las vainas servidas de las armas policiales estaban casi junto con los cartuchos de la escopeta calibre 12, por lo que eso da una idea de los pocos metros que separaron a los uniformados con la víctima fatal cuando empezó la balacera.

Algunos de los disparos policiales atravesaron el ventanal de la peluquería y se incrustaron en el paredón de la vereda que está enfrente, sin que en su trayectoria haya herido a ningún ocasional transeúnte.

Por otra parte, se confirmó que los cartuchos que tenía el peluquero son los utilizados para practicar caza mayor.


Comentarios


Los policías dispararon catorce balazos 31-7-03