"Los policías entraron como matones, pegando y rompiendo todo"



NEUQUEN .- "Mi mamá sólo quiso abrir la puerta, pero los policías disfrazados con ropa negra entraron a lo bruto y le reventaron la puerta en la cara", dijo una niña del matrimonio Castro, vecinos de los Villalba.

La chica detalló lo que la gente tuvo a su vista: "la mami no sabía lo que pasaba y después del golpazo con la puerta, que quedó toda rota, se cayó en la cocina. Ahí los policías la agarraron y la arrastraron. Le pedimos que la dejaran, pero no nos hacían caso".

La mujer no estaba en la casa cuando "Río Negro" fue a entrevistarla. "Ahora tuvo que ir otra vez al hospital, porque no podía estar del dolor de cabeza. Tiene un corte cerquita del ojo y la vendaron. Pero ahora no va a venir, porque fue a la comisaría donde tienen a mi papá", añadió.

Andrea, una joven vecina con su beba de pocos meses en brazos, también estaba en la casa de los Castro cuando ingresó la Despo. "No entendíamos qué querían y llegaron con toda la prepotencia que tienen. No sé qué buscaban acá, pero hicieron un lío tremendo, desparramaron todo por toda la casa. Nos asustamos mucho", comentó.

La hija de los Castro contó que "mi papá estaba acostado, pero fueron hasta la pieza y lo levantaron a la fuerza. A él no le salió sangre, pero lo golpearon muy fuerte en la espalda. Y se lo llevaron a la comisaría Tercera".

Los Castro y los Villalba son vecinos de hace muchos años. En el patio de los Villalba hay dos bicicletas todo terreno, "pero la policía se llevó otra", según las jóvenes.

Dijeron que sabían que la policía estaba vigilando a sus vecinos, pero que nunca pensaron que los iban a molestar a ellos. "No tenemos nada que ver. Si nunca antes ha venido la policía", dijo la joven. Aunque reconoció que "a los vecinos sí les han entrado a la casa, como dos o tres veces".

Y volvió cuestionar la violencia policial: "además de pegarle a mi mamá y a mi papá, también lo empujaron al Daniel (Villalba), que no hacía nada porque tiene problema para caminar".

Los vecinos se mostraron cautos a la hora de responder a las preguntas de este diario. Una adolescente señaló que "son chicos -los Villalba- que siempre tienen problemas con la policía. Pero esta vez no sé qué habrán hecho", dijo.

Cuando se le preguntó si otros jóvenes del lugar también tenían problemas con la policía dijo que "no sé, dicen que sí, pero yo no he visto nada. Estoy poco en mi casa".


Comentarios


"Los policías entraron como matones, pegando y rompiendo todo"