Los portugueses inician el trasandino



El gobernador de Neuquén finalizó su gira por Europa y ayer cerró trato con las autoridades de Portugal, sus nuevos aliados estratégicos. Existe un compromiso para construir los primeros kilómetros de red ferroviaria desde Zapala.

LISBOA, Portugal (Especial/AN).- El antiguo proyecto del tren trasandino, que prometieron construir varios gobiernos y empresas, parece que encontró en esta ciudad a una locomotora para el arranque. El gobierno de Portugal se comprometió ayer a encontrar inversores para unir un tramo de 28 kilómetros, entre Zapala y Covunco. Y para llegar a Lonquimay, Chile, habrá que tener un poco más de paciencia.

La historia del ferrocarril trasandino acumula historias de anuncios ruidosos y política marketinera. Durante el gobierno anterior de Jorge Sobisch también se dijo que el proyecto estaba en marcha y hasta se hicieron actos simultáneos en Zapala y Bahía Blanca con la presencia del ex gobernador bonaerense Eduardo Duhalde.

Ahora, el gobierno de Neuquén firmó en el mediodía de ayer el acuerdo con el Ministerio de Economía de Portugal, que establece la construcción de un tramo del ferrocarril trasandino del sur, sin costos algunos para los dos países. El acto tuvo lugar en un restaurante céntrico de Lisboa, del que participaron por Argentina, el gobernador Sobisch, acompañado por los ministros José Brillo y Jorge Lara, y el Ministro de Economía de Portugal, Mario De Sousa, además del vicepresidente de Icep, Dievo Taboada, y el embajador argentino en esta capital, Enrique Pareja.

El documento compromete al gobierno de Portugal a elegir una empresa local, quien elaborará el proyecto ejecutivo y presentará una propuesta para el gerenciamiento, financiamiento y construcción integral del tramo Zapala- Puente Arroyo, Covunco, trayecto de 28 kilómetros, y para el que la provincia brindará todos los materiales que recibió de Nación.

En el término de 60 días, la empresa designada deberá concretar una propuesta y presentarla al gobierno neuquino. Si es rechazada por las autoridades neuquinas que sin efecto el pacto firmado ayer.

Luego de la firma, el ministro Brillo reiteró que el gobierno de Neuquén, con acuerdo de los gobiernos de Argentina y Chile, efectuarán un concurso de inversores a nivel nacional para adjudicar la construcción del tramo ferroviario restante entre el puente Arroyo Covunco y Lonquimay, y la explotación del ferrocarril trasandino del sur con el concepto de inversión de riesgo por parte del sector privado.

Entre ruido de cubiertos y celulares, las partes representadas, se levantaron para brindar con un oporto y encarar luego hacia los micrófonos de la prensa. El único que no habló fue Sobisch, quien manifestó que "a mí me tienen siempre". El ministro De Sousa dijo que a Portugal le interesa mucho América del Sur, y que este proyecto cambiará la lógica del transporte en Latinoamérica. "Es muy importante desde el punto de vista del trabajo que tendrán nuestras empresas allí", dijo el funcionario. Acerca de si está en su ministerio la intención de realizar una inversión en la otra parte del trazado del ferrocarril, el funcionario consideró que ellos no están hablando en estos momentos de inversión, sino que de trabajo. "En ese tema yo no puedo opinar, porque son las empresas invitadas en participar quienes decidirán si quieren o no invertir", aclaró.

Ante la ineludible pregunta de si influye en estas negociaciones el hecho de que Argentina tiene una crisis económica seria, De Sousa respondió a este diario que "no es una sorpresa que una ciudad quiera tratar un proyecto estructural como este. Sé que hoy en día el país tiene una situación económica difícil pero es un problema que tiene que ver con el Mercosur, y que para nada nos conflictúa ni nos preocupa. Nos interesa saber qué pasará con Sudamérica, donde Portugal invierte mucho en Brasil, y ahora también en Argentina ».

El Ministerio de Economía de Portugal, a través de Icep, hará los esfuerzos para que la empresa portuguesa adjudicataria obtenga, a través de los bancos portugueses e internacionales, el financiamiento que le posibilite participar en el concurso de inversores que se realizará en Neuquén.

Por su parte el embajador argentino en Lisboa, Enrique Pareja, manifestó que la empresa portuguesa será elegida en menos de 60 días, como pauta el convenio firmado entre la provincia de Neuquén y el Ministerio de Economía de Portugal.

El diplomático se manifestó optimista al considerar que la empresa no podrá demorar más de diez o quince días.

"El ministerio que dirige De Sousa ya ha hecho un sondeo de las compañías que operan en el país, por lo que el proceso de selección será muy rápido ", dijo el diplomático.

Un golpe de teléfono a Carlos Menem

LISBOA, Portugal (Especial).- El gobernador Jorge Sobisch aterriza en Ezeiza y hoy mismo vuelve a la provincia. Lo espera 36 horas de conflicto porque los estatales comienzan al mediodía un paro por la situación que enfrenta el Instituto de Seguridad Social del Neuquén.

Ahora que regresa, el gobernador llamará al ex presidente Carlos Menem, detenido por orden del juez Jorge Urso. Será un golpe de teléfono para solidarizarse con el político riojano. Al menos eso es lo que dijo a este diario en una entrevista realizada en Francia

Sobisch y su comitiva volvieron a pasear ayer por Lisboa tras la firma del acuerdo por el tren trasandino.

El "city tour", uno de los tantos, parecía tener algo de sentido. Había que hacer tiempo hasta embarcar en el avión de Iberia que trasladaba a los funcionarios hasta Madrid, España, donde otro avión de la misma empresa los llevaría hasta la Argentina.

Pero en el medio se sucedieron algunos contratiempos. El vuelo de Lisboa a Madrid se demoró una hora y los neuquinos tuvieron que apurar el paso porque la máquina para la conexión a Buenos Aires los esperaba en la pista lista para despegar.

Impuntualidad

La impuntualidad, una de las características del gobernador Sobisch -suele iniciar conferencias de prensa una hora después de lo anunciado- estuvo otra vez presente en su vida, aunque en esta oportunidad no fue su responsabilidad, sino de Iberia, la compañía que contrató el gobierno para realizar esta gira. De este modo agitado y de corridas en los aeropuertos, el gobernador cerró varios días de actividad en Europa, adonde piensa volver porque tiene en agenda un viaje a Italia, aún sin fecha, y posiblemente otra visita a Portugal, en noviembre próximo, para acompañar una misión que encabezará el presidente de la Nación Fernando de la Rúa.

Tres ex funcionarios apelaron los procesamientos por el caso TCI

BUENOS AIRES (ABA).- Los tres primeros procesados en la investigación que la justicia federal sigue por la liquidación de un pago de 5.942.942 que Neuquén hizo a la empresa Técnicas Constructivas Industrializadas (TCI) en diciembre de 1995 apelaron la resolución dictada por el juez a cargo de la causa, Jorge Ballestero. Los involucrados en este caso esperan que la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal se pronuncie sobre el tema, informaron ayer fuentes tribunalicias.

Se trata del ex presidente del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo, Julio Jesús Russo; el ex titular de la Secretaría de Vivienda y Ordenamiento Ambiental de la Nación (SVOA), Rogelio Camarasa, y su segundo, Eugenio Palacin, todos ellos procesados el 26 de abril último por orden de Ballestero.

El juez dispuso un embargo por el monto de 1.000.000 de pesos sobre cada uno de ellos, aunque no dictó prisión preventiva sobre los ex funcionarios.

El incidente de apelación fue recibido por la Cámara de Apelaciones en el mismo momento en que Ballestero se prepara para tomar indagatoria de los otros seis imputados de la causa, entre los que se encuentran Luis y Diego Sapag, respectivamente hijo y sobrino del ex mandatario provincial Felipe Sapag, de quien tampoco descartaron su futura citación.

Según las fuentes consultadas por "Río Negro", en las próximas semanas se llevaría a cabo la indagatoria de dos de las principales autoridades de la empresa neuquina, Juan José Tosello y Jorge Antonio López. También las del ex Fiscal de Estado de Neuquén, Federico Rúa y del destituido fiscal de Estado, Jorge Andión.

La causa comenzó a ser investigada por la justicia federal el 29 de julio de 1997 a partir de una denuncia efectuada por nueve diputados de la denominada línea blanca del Movimiento Popular Neuquino (MPN).

Los legisladores señalaban que podrían haberse producido irregularidades en el pago con dineros del Fondo Nacional de la Vivienda a la empresa TCI. La liquidación de ese monto fue el resultado de un reclamo que TCI le hizo al gobierno provincial para recalcular una deuda que se arrastraba del período inflacionario.


Comentarios


Los portugueses inician el trasandino