Los primeros signos de una sociedad que envejece

Especialistas dicen que en la capital neuquina comenzó a reflejarse lo que es una tendencia mundial



#

La conferencia de prensa realizada en la sede de la Defensoría del Pueblo en la que se anunció la realización de la jornada.

NEUQUÉN (AN).- Pensar cómo vivir los 20 años o más que sobrevienen a la jubilación es un desafío reciente. Desde esa premisa se organizó la Jornada de Sociología de las Sociedades Envejecidas que se realizó ayer en la Universidad Nacional del Comahue. El tema fue analizado en la jornada que organizó la cátedra de la carrera de Servicio Social y el Foro en Defensa de los Adultos Mayores. La defensoría del Pueblo y la cooperativa CALF auspiciaron la actividad. A cargo del sociólogo español Pedro Sánchez Vera, quien viajó especialmente a partir de un programa de colaboración de la UNC y la universidad de Murcia, convocó a más de 130 asistentes. “Han vuelto los abuelos en Neuquén”, dijo Cecilia Beitía, titular de la cátedra de Servicio Social Familiar. Explicó que en Neuquén se ven los primeros signos de una sociedad que tiende a envejecer y que genera nuevos desafíos que van desde la asistencia médica y social hasta el qué hacer durante esos 20 años o más en los que las personas continúan activas. Si bien se presentan dificultades, Beitía destacó que al mismo tiempo se recobró el papel cercano e inmediato de los abuelos. “Los hemos recuperado luego de que durante muchos años, los abuelos estuvieran en otras provincias”, remarcó. Desde esa perspectiva, el sociólogo español de la universidad de Murcia explicó que el papel de ese sector de la sociedad es determinante y que “darle calidad de vida a los años de vejez y optimizar el capital humano” es el desafío. También destacó que en su país, ese sector de la sociedad está sosteniendo a muchos jóvenes afectados por la desocupación y la crisis económica. Menores tasas de natalidad Si bien mantiene una población joven, las últimas estadísticas muestran en Neuquén capital los primeros signos de lo que es una tendencia mundial: menores tasas de natalidad y esperanza de vida en alza. A la espera de los resultados del censo poblacional, la tendencia indica que el 7% de la población neuquina tiene más de 60 años, y si bien el porcentaje es menor la media nacional (13%), está en alza. Se trata de un fenómeno que en general se intenta evitar, pero que en Neuquén, que en las décadas del 70 y 80 recibió oleadas migratorias de otras provincias, en los últimos años tuvo un efecto positivo: aquellos jóvenes que dejaron a sus familias en pueblos y ciudades lejanas son los primeros abuelos de una generación que recién ahora, 20 o 30 años después, se reconoce como parte integral de la sociedad.

Luis García


Comentarios


Los primeros signos de una sociedad que envejece