Los privilegios impositivos, en la mira del Concejo

Terminarían las exenciones en Neuquén. Se implementaría sobre los nuevos pedidos.



NEUQUEN (AN).- Los concejales quieren eliminar las eximiciones impositivas, un privilegio que gozan unos 3.500 vecinos de la ciudad de acuerdo con el listado que dispone el Concejo Deliberante. La única excepción a la regla será para quienes puedan demostrar razones socioeconómicas a la municipalidad.

En principio, el dispositivo sería efectivo únicamente sobre los pedidos nuevos de perdón tributaria. Cuando asumió el Concejo encontró alrededor de 800 solicitudes de estas características pendientes de resolución.

Paralelamente, la municipalidad revisa las miles de exenciones impositivas heredadas entre las que se entremezclan nombres de figuras conocidas y no tan conocidas que tienen en común ser dueños de residencias ubicadas en pleno centro y en barrios suntuosos de la capital neuquina.

Desde que comenzó el período legislativo, hace un mes y medio, la comisión de Hacienda -que evalúa estos requerimientos, entre otras funciones- rechazó 400 reclamos mientras que una cantidad similar de expedientes continúa debajo de un lente de aumento. Si esta situación no es de fácil resolución, se torna todavía más engorrosa porque el número de solicitantes aumenta día a día.

“No negamos que una persona no pueda pagar”, aclaró el concejal aliancista Carlos Vidal, promotor de la iniciativa y presidente de la comisión de Hacienda. Por esta razón, el proyecta “elimina las exenciones impositivas y contempla eximiciones para los contribuyentes cuya situación socioeconómica sea debidamente comprobada por el Ejecutivo Municipal”.

Para Vidal este camino tendrá otra virtud: “cortar trámites burocráticos tremendamente costosos para el municipio”.

La regularización de las eximiciones heredadas, en tanto, implica al gobierno local investigar la situación actual de perdones otorgados hace años, que continúan vigentes, sin seguridad de que los beneficiarios vivan todavía. En tal caso, los herederos estarían usufructuando un privilegio irregular.

En ese sentido, la operación rastrillo comenzará por aquellas personas con domicilio registrado en el centro y en los sectores residenciales. Sin embargo, para llevar a cabo esta tarea, la comuna debe superar otro inconveniente: falta de personal para efectuar el relevamiento completo.

En materia de recaudación, la comisión presidida por el concejal Vidal, mantiene bajo análisis varios proyectos oficiales que tienen por finalidad aumentar los ingresos genuinos municipales. Son los referidos a la moratoria fiscal y a los alcances que tendrán los planes de pago que la secretaría económica de Martín Farizano pretende poner en marcha este mes.

Farizano propuso variantes para evitar caídas masivas de los planes, habida cuenta que 2.600 cayeron de 4.600 otorgados oportunamente.

A la hora de sumar esfuerzos, el concejal Vidal es partidario de unificar la percepción tributaria en algunos casos. Por ejemplo, sumar licencia comercial, canon y patente de permisionarios del transporte de pasajeros.

“Si la recaudación no aumenta el municipio no puede subir su capacidad operativa”, indicó el edil de la Alianza. Otra variante de ataque contra la morosidad que estudia la comisión es cortar la extensión de certificados de libre deuda hasta la cancelación total de la cuenta para las operaciones inmobiliarias y transferencia del dominio de automotores.

Piden mayoría y minoría para las juntas


Comentarios


Los privilegios impositivos, en la mira del Concejo