Los productores ya perdieron 45 millones de dólares en pera

Con nueve días de maduración para la variedad Williams, la situación se agrava y comercialmente empieza a ser crítica para colocar la fruta en los mercados.

Conflicto Frutícola

Con una paulatina maduración de la fruta en planta que ya inhibiría la exportación a mercados de ultramar de un porcentaje importante de esta variedad, el perjuicio económico para los productores ya es efectivo. Cada día que pasa incrementa las pérdidas y pone en riesgo la comercialización del total de la fruta de la zona.

La vida útil comercial de las diferentes variedades de pera y manzana producidas en el valle está definida por parámetros fisicoquímicos y visuales asociados a la maduración.

Normalmente, cada variedad tiene una fecha de inicio de cosecha y un plazo máximo de la misma y dentro de este período la madurez define el destino, ya sea externo ultramar, externo Brasil , o mercado interno con baja en el precio del kilo a medida que se limitan los destinos. Finalmente, cuando la madurez no permite la comercialización en fresco el destino único es la industria si su precio justifica la cosecha misma.

La pera Williams y clones coloreados recibieron autorización de inicio de cosecha el 12 y 13 de enero respectivamente para el alto valle (el valle medio comenzó una semana antes). Estas variedades combinadas significan un fuerte porcentaje del volumen total de cosecha de la zona. Con nueve días de maduración, la situación comercial empieza a ser crítica dado que ya se miden en lotes de peras Williams presiones que la excluyen la comercialización a mercados de ultramar con el inicio de pérdida económica.

Para medir la dimensión del perjuicio económico de esta situación anómala, podemos considerar que por cada kilo de fruta que se pierda, se compromete por lo menos el costo de producción que tiene hoy un valor entre 20 y 25 centavos de dólar por kilo. Si el volumen teórico de la pera Williams hoy plantada en el valle es de 350 mil toneladas y estamos en la mitad del límite de tiempo de maduración, ya se perdieron 45 millones de dólares del bolsillo de los productores. A esto hay que agregar los ingresos de la economía complementaría que se pierden tales como salarios de cosecha, salarios de empaque, fletes, pago de espacio en frio , etc que son las actividades asociadas a la producción primaria lo que lleva a duplicar o triplicar el monto de la pérdida.

Pero el conflicto tiene consecuencias en el tiempo. No solo en términos de la pérdida de los precios de la pera Williams hoy sino las consecuencias en los días subsiguientes y en la cosecha de las restantes variedades. Aun si la cosecha comenzara mañana ya se generaría problemas de empaque de ésta y otras variedades pues la de días de empaque comienza a generar saturación de volúmenes de fruta en frio y bloqueo de uso de bines lo que afecta por efecto cascada el normal desarrollo de cosecha y procesamiento de las variedades que maduran en fecha posterior.

rionegro.com.ar


Comentarios


Los productores ya perdieron 45 millones de dólares en pera