“Los que maltratan no son locos”



NEUQUEN (AN).- Mario Safita prefirió no escuchar la lectura de la sentencia que lo condenó a prisión perpetua. Está alojado en la comisaría de El Chocón, en forma transitoria hasta que se defina su ubicación definitiva.

Los que sí asistieron fueron los familiares de Ruth, quienes después prefirieron retirarse de Tribunales sin formular declaraciones. El primer día del juicio oral, Hilda, la madre de Ruth, había expresado su confianza en que Safita sería condenado. Y la semana pasada sacó la angustia de su pecho en forma de grito: “asesino, mataste a mi hija”, le espetó al acusado.

Entre los vecinos y allegados, muchos de los cuales arribaron en un colectivo especial, había representantes de la Agrupación de Mujeres Pan y Rosas, y otras con un cartel que decía “No son locos. Quienes maltratan, golpean y abusan de las mujeres son violentos”.

Una joven que participó de la pequeña manifestación realizada en la puerta de Tribunales recordó que “hay muchos antecedentes de estos crímenes que quedan impunes. Por eso nos alegramos de que este caso haya tenido su castigo”.

Agregó su esperanza de que “de ahora en más pase lo mismo con todos esos casos que todavía no tuvieron condena”.

Nota asociada: Safita mató por celos infundados y lo condenaron


Comentarios


"Los que maltratan no son locos"