Los radicales se mostraron triunfalistas en Bariloche

Abrieron la campaña de cara a la elección de constituyentes del 24 de setiembre. "La Carta Orgánica no tapa baches, pero nos cambia la vida" dijo Nelly Meana.



#

Unas 1.000 personas participaron del lanzamiento de la campaña radical para la convención barilochense.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB)- La UCR local abrió ayer su campaña para la elección de convencionales municipales con un almuerzo para más de 1.000 personas, en el que abundaron las convocatorias al trabajo militante y a sumar un nuevo peldaño a la historia de triunfos del partido.

El gobernador Miguel Saiz, el presidente de la UCR en la provincia, Pablo Verani, y la primera candidata a convencional, Nelly Meana, presidieron el acto realizado en el gimnasio de la Asociación de Fútbol Libre, aunque también fue muy celebrada la presencia de los intendentes de Neuquén y de Mar del Plata -Horacio Quiroga y Daniel Katz-, quienes llegaron a esta ciudad para participar de un nuevo encuentro del radicalismo más afín al gobierno kirchnerista.

Meana aseguró que “cuando el radicalismo está en marcha y unido es indestructible”. Su discurso fue por lejos el menos enfático y mientras los comensales terminaban con sus platos de locro, la candidata eligió repasar algunas de las ideas que buscará incorporar a la Carta Orgánica.

Observó que Bariloche “tiene la marginalidad al lado de la belleza y ésto es obsceno”. Sostuvo luego que la ciudad “necesita un plan de desarrollo estratégico”, cuya elaboración espera encargar a un organismo que será independiente de los vaivenes políticos. “La Carta Orgánica debe servir para solucionar los grandes problemas que tiene la ciudad; la Carta Orgánica no tapa baches pero nos cambia la vida”, argumentó.

También dijo Meana que su sueño es “un municipio ordenado y que crezca”, aunque se cuidó de confrontar con el Frente para la Victoria (donde pone sus fichas el intendente Alberto Icare) y con el resto de las listas en competencia. “El triunfo se debe fundar en las fortalezas propias y no en las debilidades ajenas”, propuso Meana.

Verani no acató la consigna y aprovechó su par de minutos frente al micrófono para disparar munición gruesa contra el senador, precandidato a gobernador y virtual jefe de campaña del FpV en esta ciudad, Miguel Pichetto.

A su aseveración de que el radicalismo “es una ONG” respondió que “es cierto, porque la diferencia entre un partido y una banda es la organicidad. Y éste es un partido organizado y no una banda como la que él preside”.

Y continuó mientras atronaban los bombos: “Doctor Pichetto, es verdad, esta es una ONG, porque somos una organización donde no hay giles y por eso usted no tiene entrada”.

El gobernador Saiz, por su parte, llamó a aprovechar la oportunidad de “explicarles a los barilochenses cara a cara” el proyecto radical para la convención y reiteró una vez más su pertenencia al “radicalismo G”, porque “gobierna, gestiona y gana en las urnas reiteradamente”.Como firme exponente de este grupo también dejó su mensaje el intendente de Mar del Plata, Daniel Katz, quien aseguró venir de un municipio que no tiene autonomía y propuso a los barilochenses que “defiendan y cuiden” ese logro.

En tanto su par neuquino, Horacio Quiroga, dijo que “lo importante de una Carta Orgánica es dejar plasmado el espíritu y los sueños que comparten los habitantes de un territorio”.


Comentarios


Los radicales se mostraron triunfalistas en Bariloche