Los rebeldes asesinaron a un camionero turco

Un video de los extremistas mostró la bárbara ejecución.



BAGDAD (DPA) - Un grupo de extremistas iraquíes vinculado con la red terrorista Al Qaeda asesinó ayer a un camionero turco secuestrado el sábado pasado, mientras que un rehén somalí, también un conductor de camión, fue liberado.

Los canales de televisión turcos NTV y CNN-Turk emitieron un video en el que hombres enmascarados ejecutan a Murat Yuce, padre de dos niños y originario de Ankara.

La cinta fue distribuida por una página web vinculada a la organización Al Tawhid al Yihad, liderada por Abu Musab al Zarqaui, quien se había atribuido el secuestro. En las imágenes se puede ver cómo el camionero turco recibió tres impactos de bala en la cabeza. Hasta el momento, todos los secuestrados procedentes de este país habían sido liberados sin presentar lesiones.

Una asociación que reúne a los transportistas de Turquía anunció ayer que suspenderá los viajes a Irak, que son claves para abastecer a las fuerzas militares estadounidenses, e indicó que espera que la decisión contribuya a la liberación de otros dos conductores turcos que son mantenidos como rehenes.

El mismo grupo decidió sin embargo liberar a Ahmad Ali Mussa, "en reconocimiento a la posición del gobierno y el pueblo somalíes", según informó la cadena árabe Al Jazeera. La liberación también se debió en parte a la decisión de los empleadores kuwaitíes del somalí de cesar sus operaciones en Irak, se agregó. Otra agrupación, que se autodenomina "Portadores de Estandartes Negros", aparentemente continúa reteniendo a tres indios, tres kenianos y un egipcio. India confirmó ayer que continúan con los esfuerzos por proteger a sus ciudadanos.

Entretanto, Pakistán afirmó que no enviará tropas a colaborar en la estabilización y la reconstrucción de Irak en las actuales circunstancias, porque una decisión así "no tendría sentido". "La situación es volátil e inestable, hay imágenes de ataques y asesinatos todos los días, (enviar tropas) no tiene sentido", dijo en Islamabad el portavoz del Ministerio de Exteriores, Masud Khan. Hasta ahora, el gobierno paquistaní había evitado pronunciarse sobre el envío de soldados al país del Golfo Pérsico, y ha insistido en que sólo lo haría bajo el paraguas de la ONU o la Organización de la Conferencia Islámica, o si el gobierno y el pueblo iraquí lo solicitaran. Entretanto, se cree que el líder terrorista jordano Al Zarqaui también está tras los atentados perpetrados ayer con coches bomba contra cinco iglesias cristianas

Temor en iglesias cristianas

BAGDAD (AP/DPA) _ Después de una serie de atentados a iglesias efectuados en todo el país, varios grupos de cristianos tratan de irse de Irak, aunque otros deciden quedarse pese a todo.

Los ataques coordinados del domingo afectaron a cuatro iglesias en Bagdad y una en Mosul, matando al menos a siete personas y dejando a decenas más heridas en el primer atentado significativo contra la minoría cristiana en Irak.

Líderes iraquíes condenaron la violencia ayer, intentando apagar los temores cristianos de que estaban siendo expulsados del país. El gran ayatola Alí al-Sistani, el clérigo chiíta más importante de Irak, dijo que los ataques eran "crímenes horrendos".

Los 750.000 cristianos de Irak están muy preocupados por el aumento del fundamentalismo islámico desde la caída de Saddam Hussein el año pasado. Cientos han huído.

Uno de ellos, Wissam Sagman, ha intentado infructuosamente salir del país, temiendo que su familia cristiana no estará segura en el nuevo Irak, envuelto en el desorden. Ahora le tiene más miedo a sus vecinos. "Esta gente, aman la sangre. Odian a la humanidad. Nos odian", dijo Sagman mientras echaba un vistazo a su sala destruida, dañada por un atentado a una iglesia armenia.

"¡Esta es mi iglesia! ¡Mi iglesia!", dijo sollozando Thomas George, de 73 años, mientras sacudía su bastón frente a una iglesia católica siria en Bagdad atacada. Pero el padre Raffael Kutaimi, vicepresidente de la comunidad, emanaba tranquilidad y tenacidad. "Por supuesto que los cristianos no van a dejar que los echen del país", afirmó. "Llevan aquí desde hace 2.000 años y han vivido en concordia con sus hermanos musulmanes".

Rodearon por horas la casa de jefe chiíta

NAYAF, Irak (AFP) - Las fuerzas estadounidenses rodearon ayer por la noche la casa del jefe radical chiíta Moqtada el Sader en la ciudad santa de Nayaf (centro de Irak), donde se enfrentaron con las milicias fieles al líder rebelde iraquí dejando un muerto y tres heridos, constató un corresponsal de la AFP, lo que fue desmentido por militares norteamericanos.

Los combates causaron la muerte de una mujer e hirieron a tres personas, según el director del hospital Hakim, Jawad Kazem.

Los militares estadounidenses desmintieron que hubieran rodeado la vivienda del clérigo chiíta, mientras que un responsable de la oficina de Moqtada Sader en Nayaf precisaba que éste no se encontraba en su casa en el momento de la operación militar.

Se vio humo, mientras resonaba el ruido de armas automáticas, morteros y cohetes antitanques (RPG), según el periodista de la AFP. Los milicianos, algunos vestidos de negro, estaban desplegados alrededor del domicilio de su líder mientras un automóvil ardía en llamas, añadió.

El jeque Sattar al Bahadli, un responsable de la oficina de Sader, indicó que dos milicianos habían resultado heridos, pero no está claro si forman parte de los tres ingresados en el hospital Hakim. También precisó que no había mujeres en la casa y que las fuerzas estadounidenses no habían intentado entrar en ella.


Comentarios


Los rebeldes asesinaron a un camionero turco