Los remises no podrán cobrar tarifas promocionales

El proyecto que será tratado en el Concejo neuquino regula expresamente el monto de los viajes, que resultarán un 25% más caros que en taxi, bloqueando arreglos con los clientes.



NEUQUEN – Un relojito electrónico obligará a las remiseras a blanquear las tarifas y a cobrar a todos los clientes los mismos valores. Por este motivo, se caerán los abonos especiales que abaratan los costos de los viajes convenidos con empresas dentro de la ciudad.

En sintonía, los importes se calcularán en función de un valor fijo, 1,20 peso, al que se adicionarán 10 centavos cada 100 metros recorridos. Un sistema semejante encuadra a los taxistas aunque el servicio de los remises será exactamente un 25 por ciento más caro.

El relojito es una caja sellada que además de registrar el importe emite 'tickets' y documenta los datos del permisionario, los kilómetros recorridos y la hora de realización del servicio.

“Es una herramienta de control para el municipio y de defensa al consumidor, pues evita abusos”, indicó una fuente de la comisión de Servicios Públicos que ha avanzado en la adecuación de la antigua ordenanza.

Es habitual que el cliente se desayune del importe a abonar al final de la travesía, al escuchar por radio la voz de un operador comunicando los valores o por medio de una tabla de conversión que sólo comprende el chofer.

El proyecto se presentará en la sesión ordinaria de mañana o en la de la semana siguiente. Según los voceros, fue consensuado con la cámara que agrupa a todas las remiseras de la ciudad de Neuquén.

Entre otras innovaciones, legaliza la presencia de remises en el aeropuerto y en la terminal de ómnibus, para lo cual encomienda al Ejecutivo a reglamentar los mecanismos que permitan desarrollar la actividad en esos lugares. Al municipio le tocará entonces arbitrar los medios que garanticen la convivencia con los taxistas y con las combis que trasladan pasajeros.

En verdad la tarifa a la que se ajustarán las remiseras es la aprobada el año pasado por el Deliberante y que el municipio nunca hizo cumplir, ante la resistencia de las empresas de autos de alquiler. Hace un par de meses un decreto blanqueó la situación con el pretexto de que la norma estaba siendo revisada en el legislativo local.

Es así que a partir de octubre el servicio diferenciado cobrará un monto fijo de 1,20 y los taxistas otro de 0,96. Cada 100 metros recorridos los primeros cobrarán 0,10 peso y los segundos 0,08 peso. Un pasajero que quiera trasladarse del centro al aeropuerto oblará 8,20 pesos en remís y 6,56 pesos en taxi.

El proyecto deja a consideración de las remiseras el cobro de espera en destino a partir de los 5 minutos. Es muy probable que a la propuesta se le adose un régimen de penalidades a aplicar por la autoridad municipal.

La iniciativa reconoce a la asociación de remiseras como “órgano de consulta” ante eventuales modificaciones a la norma, del mismo modo que -dijo una fuente- reconocerá a la asociación de propietarios de taxis en la iniciativa que reemplazará a la ordenanza 5308 que regula esa actividad.

La obligatoriedad de instalar los relojes electrónicos fue combatida por los remiseros porque la modalidad nueva rompe con las tarifas promocionales de algunas remiseras pues las obliga a cobrar lo mismo a todos los clientes, sean habituales u ocasionales, por viajes que se hagan dentro del ejido municipal capitalino.


Comentarios


Los remises no podrán cobrar tarifas promocionales